En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Jesuitas denuncian que existe una red de tráfico de haitianos en Sudamérica

Jesuitas denuncian que existe una red de tráfico de haitianos en Sudamérica
Jesuitas denuncian que existe una red de tráfico de haitianos en Sudamérica

Niños haitianos.

Quito.- El Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SRJM) denunció este viernes la existencia de una red de tráfico de haitianos hacia Sudamérica, con entrada por Ecuador o Chile.

El coordinador regional de incidencia y comunicación para Haití del SRJM para América Latina y el Caribe, el haitiano Wooldy Edson Louidor, aseguró hoy en una rueda de prensa que tienen constancia de casos de haitianos que han sido abandonados en Perú o que han llegado a Brasil, después de haber entrado por Ecuador.

“Hay una red internacional de traficantes de haitianos que operan desde Haití, Ecuador y de allí operan en toda la zona de Sudamérica”, resaltó Louidor.

El coordinador nacional en Ecuador del SRJM, Fernando León, mencionó que la semana pasada en este país andino se puso en libertad a 33 haitianos que permanecían encerrados en una casa, sin apenas poder salir y realizando labores del hogar.

Estos haitianos, que tenían entre 18 y 23 años, habían llegado a Ecuador con la promesa de que aquí iban a poder estudiar, dijo León al denunciar esta “nueva forma de esclavitud”.

Después del terremoto del año pasado, la mayoría de los haitianos que emigran son jóvenes que buscan oportunidades de estudio porque en su país de origen no tienen, según Louidor.

El representante del SRJM argumentó que frente la creciente red de tráfico y trata de haitianos en Sudamérica, los gobiernos deberían realizar una estrategia regional que “diferencie entre victimarios y víctimas, que condene a los victimarios y de protección a las víctimas”.

Antes del terremoto que azotó a Haití el 12 de enero de 2010, en Latinoamérica había unos 75,000 haitianos, pero después del desastre natural “la cifra va en aumento”, aunque no hay un número exacto porque a menudo cruzan las fronteras terrestres e “irregularmente”, lo que dificulta el cálculo, dijo Louidor.

Además, explicó que antes los haitianos iban hacia la Guayana francesa por la facilidad del idioma, pero ahora este país ha puesto políticas muy duras para la entrada de estas personas, por lo que buscan nuevos destinos como Brasil.

La mayoría de ellos sale de su país por República Dominicana o Cuba y entran a Sudamérica por Ecuador o Chile, para luego desplazarse a otros países como Perú, Venezuela o Brasil en busca de trabajo, de acuerdo con el SRJM.

Según Louidor, el terremoto ha hecho que las rutas sean más complejas porque, mientras antes se movían prácticamente solo por los países vecinos, ahora se desplazan hasta sitios más lejanos y utilizan más países de tránsito para llegar a sus destinos.

El representante regional de SMRJ enfatizó que les preocupa la situación humanitaria en Haití, agravada tras el terremoto y que, unida a la incapacidad del gobierno local y de la comunidad internacional para mejorar esta situación, hace que los haitianos se vean obligados a emigrar.

Louidor denunció que además de Guayana Francesa también Brasil ha endurecido la política migratoria hacia los haitianos, a quienes se ve “como criminales”, en vez de proporcionarles ayuda humanitaria.

Por su parte, León, quien alabó el esfuerzo del gobierno ecuatoriano en la atención de haitianos, propuso la creación de una “visa humanitaria” que sirva para atender casos como las personas que huyen de este país caribeño por la falta de recursos.

Louidor dijo que la Organización de Naciones Unidas ha fracasado en Haití, porque frente a la inestabilidad política y la crisis humanitaria agravada por el terremoto, la respuesta ha sido enviar soldados.

“Preservar la paz en Haití no se hace con militares sino con el desarrollo social y económico y con el fortalecimiento de las instituciones democráticas”, dijo.

Además, según Louidor, a la hora de diseñar programas de cooperación en Haití se ha excluido tanto el Gobierno como a los habitantes de ese país.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *