X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 239,009
  • Nuevos casos 804
  • Fallecidos total 3,093
  • Nuevos fallecidos 11
  • Recuperados 190,295
  • Críticos
  • Pruebas 1,203,441
<< Mapa interactivo >>

Joven salvadoreño asegura que su vida corre peligro si es deportado de EE.UU.

Joven salvadoreño asegura que su vida corre peligro si es deportado de EE.UU.
Joven salvadoreño asegura que su vida corre peligro si es deportado de EE.UU.

Libros

NUEVA YORK.- Un estudiante salvadoreño detenido por agentes de inmigración en un autobús cuando regresaba a Nueva York desde Chicago, lucha por evitar ser deportado a El Salvador, donde asegura que su vida corre peligro debido a su orientación sexual.

Julio Hernández Moreno tuvo este martes su primera audiencia ante un juez de Inmigración, que le concedió hasta el próximo 9 de agosto para que prepare su defensa junto a su abogada, Aygul Charles, que no descarta pedir asilo político, y que le explicó que deben probar que su vida está en riesgo si regresa a El Salvador.

«Me siento agobiado, tengo miedo de regresar a mi país», dijo el inmigrante de 24 años durante la conferencia de prensa tras culminar la audiencia, en la que estuvo acompañado por Charles y miembros de la organización juvenil New York State Youth Leadership Council.

El salvadoreño, que emigró a EE.UU. hace cerca de cinco años «huyendo de la violencia de las pandillas» en su país y tras un enfrentamiento con uno de sus miembros, fue arrestado en el autobús de la compañía Greyhound en el que regresaba a Nueva York desde Chicago.

«El autobús se detuvo en el pueblo de Erie», en Pensilvania, donde le esperaban agentes de Inmigración que subieron al colectivo, «nos miraron a todos y solo pidieron documentos a los que parecíamos latinos: a una puertorriqueña, que les mostró sus papeles, y a mí», indicó Hernández Moreno, quien estuvo preso del 27 de abril al 6 de mayo en Pensilvania.

Explicó que proviene de una familia humilde de Apopa, San Salvador. «En la colonia (barrio) donde crecí hay mucha delincuencia de pandillas. Existen la Mara 18 y la Salvatrucha» que trataron de que él se les uniera «cuando no sabían que era gay», indicó.

Hernández Moreno aprendió inglés rápidamente y con ayuda de amigos pudo comenzar a estudiar en el Bronx Community College. «Lastimosamente me pasó esto en las vacaciones de primavera, nunca pensé que fuera a ser arrestado. El único delito que he cometido es ser ilegal», argumentó.

El caso de Hernández Moreno no es aislado, dijo Sonia Guinansaca, del New York State Youth Leadership, y aseguró que muchos otros estudiantes indocumentados en EE.UU. se enfrentan a la deportación, que la campaña nacional «Educación, no deportación», a la que se han unido, trata de evitar.

Aseguró que pidieron ayuda a los senadores de Nueva York, Charles Schummer y Kirsten Gillibrand, y que ante la no respuesta acudieron al senador de Chicago Dick Durbin.

Explicó que pidieron a Durbin, de quien dijo «ha cooperado y ayudado a otros estudiantes que enfrentaban la deportación», que presente un documento, que tiene que ser aprobado por el pleno de la Cámara alta, que señale que pese a que puede ser deportado, también puede ser una persona útil a su comunidad.

Hernández Moreno aseguró que pidió ayuda al consulado de El Salvador en Nueva York, donde presuntamente le informaron que por no haber pedido asilo a su llegada a EE.UU. «no pueden hacer nada».

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *