En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Julio Cury asegura gasolinera Bella Vista viola la ley

Julio Cury asegura gasolinera Bella Vista viola la ley
Julio Cury asegura gasolinera Bella Vista viola la ley

Julio Cury, abogado.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El jurista Julio Cury calificó este martes de ilegal la estación de venta de gasolina que se construye en la avenida Rómulo Betancourt número 267. Dijo que la Ley 317, que reglamenta la instalación de puestos para el expendio de combustibles, contempla distancias mínimas que la referida gasolinera no cumple.

Consultado al respecto, Cury, que representa a Anadegas en el proceso judicial que persigue suspender la construcción, manifestó que la instalación indiscriminada de estaciones de servicio “no solo ofrece peligros para la población, sino que también entorpece el tránsito, problemas que el legislador ha prevenido fijando precisamente distancias entre una estación y otra, y más importante aún, entre una estación y centros educativos y hospitalarios”, expuso.

Sostuvo que debe haber una distancia mínima de 700 metros lineales entre una y otra gasolinera, y que entre dos estaciones y la que se está construyendo en la Rómulo Betancourt hay menos de 400 metros.

Asimismo, expresó que el artículo tres de la Ley 317 dispone que en ningún caso puede erigirse bombas de expendio a menos de 200 metros de edificios destinados a la enseñanza, y que un colegio comparte verja con la gasolinera en proceso de construcción, en tanto que otro se encuentran a 90.

Cury alegó que además de la demanda que ha interpuesto en representación de ANADEGAS, está esperando que lo autoricen para querellarse penalmente contra el gerente de la empresa responsable de la instalación de la controversial estación de combustible, cuyos permisos, según el destacado jurista, fueron revocados en el 2005 por el Ministerio de Obras Públicas y la Defensa Civil.

Aseguró que la violación a la Ley 317 se castiga con prisión de dos a seis meses, además de que su artículo cuatro “pone a cargo de los jueces el deber, por el bienestar común, de ordenar la destrucción de las obras que ejecuten en contravención con la ley”, declaró.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *