x
20 Abril 2024

Kenia lidera misión respaldada por la ONU para reforzar la seguridad en Haití

Tragedia

El incendio comenzó el lunes, pero por lo escarpado del terreno y el difícil acceso, el fuego continúa en los peñasco y cañadas y se ha extendido a los terrenos de San Pablo Güila.

Imagen sin descripción

San Lucas Quiaviní.- Al menos cinco personas murieron en un incendio forestal que está fuera de control desde hace cuatro días en la zona montañosa de San Lucas Quiaviní, municipio zapoteca ubicado en la región central del estado de Oaxaca, sur de México, informaron este jueves autoridades de Protección Civil.

Sus cuerpos fueron rescatados luego de 48 horas en que fue reportada su desaparición y por lo inaccesible del terreno. La recuperación se llevó a cabo en colaboración con paramédicos, brigadistas forestales, militares y campesinos de la región.

Las víctimas, cuyas edades van entre los 45 y 65 años, formaban parte de las brigadas que se mantienen desde hace más de cuatro días en lo alto de la montaña intentando apagar el fuego.

Las personas que fallecieron atrapadas por el fuego, intensificado por los fuertes vientos, fueron localizadas la mañana de este jueves con apoyo de un dron del grupo de rescates Steap Paramédicos.

Después del mediodía, peritos de la Fiscalía de Oaxaca se trasladaron a la zona del hallazgo para llevar a cabo la recuperación de los cuerpos, cuya labor tardó más de 12 horas.

José Salvador Salas, delegado de Protección Civil de la región central de Oaxaca, confirmó a EFE el deceso de los campesinos.

“Oficialmente las muertes que se están reportando son las de 5 hombres que eran voluntarios y personas del pueblo de la localidad de San Lucas Quiaviní”, declaró Salas.

Los cuerpos fueron trasladados al panteón municipal de Tlacolula de Matamoros, donde se llevarán a cabo los peritajes de ley.

El incendio comenzó el lunes, pero por lo escarpado del terreno y el difícil acceso, el fuego continúa en los peñasco y cañadas y se ha extendido a los terrenos de San Pablo Güila.

En la explanada municipal de Quiaviní, sus habitantes improvisaron cocinas y comedores para preparar alimentos que son entregados a los voluntarios. Hay zozobra entre los habitantes de saber que muchos campesinos siguen arriesgando sus vidas para salvar la de su bosque.

“Pedimos (a Dios) por nuestros paisanos y nuestros hermanos que están ahí (…) el fuego está avanzando mucho y van pasando los días», dijo Paulina López, una habitante de Quiaviní que aguarda en la plaza central del pueblo la llegada de sus familiares y paisanos.

Decenas de campesinos de Mitla, Tlacolula, Tlapazona, Quialana, entre otras localidades, se han trasladado a Quiaviní para el traslado de víveres y participar en las labores para sofocar el fuego.

Para llegar al incendio los combatientes se tienen que trasladar en vehículos de doble tracción en un recorrido de 30 minutos, más una hora y media a pie.

De acuerdo con Protección Civil de Oaxaca, este incendio ha consumido más de 400 hectáreas de pastizales y arbolado de la región. 

Comenta con facebook