x

Kiev clama más ayuda para repeler bombardeos

Un ataque ucraniano contra Bélgorod el pasado 30 de diciembre causó al menos 25 muertos y más de un centenar de heridos.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

Kiev/Moscú.- Ucrania insistió hoy en pedir a sus socios que aceleren la entrega de armas ante la intensificación de los ataques rusos, mientras Moscú denunciaba nuevos bombardeos contra sus regiones fronterizas, que dejaron sin electricidad a decenas de miles de personas.

En un videomensaje difundido este miércoles, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, reiteró que su país necesita más ayuda de los aliados y cifró en cerca de 300 los misiles lanzados por Rusia contra Ucrania durante menos de una semana.

«Esto es terror claramente deliberado. Sólo en los últimos días, desde el 29 de diciembre, el enemigo ha lanzado casi 300 misiles y más de 200 Shaed», dijo.

Zelenski agradeció a las fuerzas ucranianas sus esfuerzos para repeler los ataques y expresó también su agradecimiento a todos quienes ayudan a Ucrania, a la vez que pidió más ayuda.

«Más sistemas de defensa aérea, más misiles para defensa aérea, eso es lo que salva vidas», aseveró.

Polonia pide misiles para Ucrania

Paralelamente, el ministro polaco de Exteriores, Radoslaw Sikorski, pidió este miércoles «endurecer las sanciones» contra Moscú y facilitar armas «de largo alcance» a Ucrania capaces de alcanzar territorio ruso.

En un mensaje publicado en sus redes sociales, Sikorski hizo un llamamiento a los aliados para que se impida con nuevas sanciones «que Rusia pueda fabricar nuevas armas con componentes de contrabando» a pesar del embargo occidental.

Asimismo, el ministro reclamó la entrega a Kiev de misiles de largo alcance que permitan eliminar «bases de lanzamiento y centros de mando» en territorio ruso.

Estas declaraciones se produjeron después de que el viceministro de Exteriores, Władysław Teofil Bartoszewski, pidiera «mejor armamento» para Ucrania que sirva para «alcanzar objetivos no sólo en Crimea, porque es necesario, sino también en el territorio de la Federación Rusa».

También en Alemania, la Unión Crisitianodemócrata (CDU), el principal partido de oposición, llamó al canciller alemán, Olaf Scholz, a autorizar la entrega de misiles Taurus a Ucrania, aunque Berlín se ha mantenido hasta ahora reacio a dar ese paso, ya que los Taurus pueden ser utilizados por Kiev para atacar territorio ruso.

Moscú reconoce ataques a objetivos militares

Rusia, a su vez, volvió a admitir este miércoles los ataques masivos en Ucrania, pero aseguró que estos están dirigidos contra objetivos militares y no contra la infraestructura civil del enemigo.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, en las últimas 24 horas fueron atacados, en particular, un hangar con munición para aviones, una estación de radar y puntos de despliegue de mercenarios extranjeros y fuerzas ucranianas en Járkov.

Járkov, junto a la capital de Ucrania, es precisamente una de las zonas más afectadas por los ataques rusos de la última semana.

Los militares rusos aseguraron la víspera que los bombardeos de los últimos días están dirigidos contra empresas del complejo militar-industrial de Ucrania, así como contra lugares de almacenamiento de armamento occidental.

Esta afirmación la confirmó hoy la inteligencia militar británica, quien escribe en su informe diario sobre el cambio de táctica de los rusos que este invierno atacan la industria de defensa ucraniana, mientras el año pasado golpearon principalmente las infraestructuras energéticas del enemigo.

Según la Defensa británica, este cambio revela la preocupación de Moscú por la creciente capacidad de la industria militar ucraniana en medio de los preparativos para «una guerra larga».

Más ataques en Bélgorod y Kursk

Por su parte, las autoridades rusas denunciaron nuevos ataques ucranianos contra las regiones fronterizas de Bélgorod y Kursk, donde los bombardeos dejaron temporalmente a decenas de miles de personas sin electricidad.

«La situación en Bélgorod sigue siendo tensa», escribió en Telegram el gobernador local, Viacheslav Gladkov, quien informó a lo largo del día de varios ataques ucranianos contra distintas localidades de esa región.

Gladkov también pidió, en particular, a los habitantes de la capital regional que no salgan a las calles y permanezcan en los refugios antiaéreos.

Esta mañana, el Ministerio de Defensa de Rusia informó de que había destruido doce misiles ucranianos sobre la región de Bélgorod.

Un ataque ucraniano contra Bélgorod el pasado 30 de diciembre causó al menos 25 muertos y más de un centenar de heridos.

Comenta con facebook