Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Lunes 19 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 112,209
  • Nuevos casos 309
  • Fallecidos total 2,105
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 87,629
  • Críticos
  • Pruebas 477,407
<< Mapa interactivo >>

Kirk Douglas, el incansable trabajador del cine

Kirk Douglas, el incansable trabajador del cine
Kirk Douglas, el incansable trabajador del cine

REDACCIÓN INTERNACIONAL.– Kirk Douglas, fallecido hoy a los 103 años, fue una gran estrella del cine clásico pese a no ganar un Óscar, nunca olvidó sus humildes orígenes y fue un trabajador infatigable que solo abandonó el cine a los 80 años tras sufrir una grave apoplejía.

Issur Danielovitch Demsky nació el 9 de diciembre de 1916 en la localidad estadounidense de Amsterdam en el estado de Nueva York, hijo de una pareja de emigrantes judíos de origen bielorruso, Herschel y Bryna Danielovitch.

Creció en un barrio pobre pero era buen estudiante y se graduó en Letras en la Universidad de St. Lawrence en 1934. Al acabar estos estudios se trasladó a Nueva York, donde hasta 1939 estudió en la Academia Americana de Arte Dramático.

Participó con pequeños papeles en obras de Broadway antes de enrolarse en la Marina en 1941 para luchar en la Segunda Guerra Mundial con el grado de alférez de navío.

Dos años después fue dado de baja por heridas de guerra y volvió a Nueva York donde participó en varias producciones teatrales y actuó en emisoras de radio.

La recomendación de la actriz Lauren Bacall, con quien había estudiado teatro en Nueva York, le abrió las puertas de Hollywood y en 1946 protagonizó en la meca del cine su primera película, «The strange love of Martha Ibers», de Lewis Milestone, en la que los protagonistas eran Barbara Stanwyck y Van Heflin.

Fue el comienzo de una larga carrera que se extendió durante seis décadas y más de noventa películas, además de producir una decena y dirigir dos largometrajes -«Scalawag» (1973) y «Posse» (1975)-.

Una larga carrera en la que se quedó tres veces a las puertas del Óscar -por «Champion» (1949), «The Bad and the beautiful» (1953) y «Lust for life» (1956)- y en la que solo consiguió, en 1996, una estatuilla honorífica.

Douglas trabajó con alguno de los más grandes directores de cine estadounidenses, como Vincente Minelli, con quien hizo «The bad and the beautiful», «The story of three loves» (1953) y «Lust for life», en la que dio vida a Vincent Van Gogh, una de sus interpretaciones más celebradas.

Con Jacques Tourneur filmó «Out of the past» (1947), obra maestra del género negro; con King Vidor, «Man without a star» (1955); con Otto Preminger «In Harm’s way» (1965); con Billy Wilder «Ace in the Hole» (1951); con Elia Kazan «The arrangement» (1969); con Howard Hawks, «The Big Sky» (1952) y con William Wyler, «Detective story» (1951).

Pero el director que marcó su carrera fue sin duda Stanley Kubrick, a cuyas órdenes protagonizó dos títulos míticos: «Paths of Glory» (1957), una de las películas bélicas más importantes de la historia del cine, y «Spartacus» (1960).

Un filme que además produjo y con la que se enfrentó a la caza de brujas emprendida por el senador Joseph McCarthy al contratar como guionista a Dalton Trumbo, uno de los denominados ‘Diez de Hollywood’, marginados debido a su supuesta afiliación comunista.

Otras películas significativas de la carrera de Douglas fueron «20.000 leagues under the sea» (1954) o «Gunfight at the O.K. Corral» (1957), dirigida por John Sturges y en la que compartió cartel con su buen amigo Burt Lancaster.

Compaginó su trabajo en la gran pantalla con su actividad teatral y con frecuentes apariciones en películas para televisión. Sobre las tablas protagonizó en 1963 «One flew over the cuckoo’s net», cuyos derechos para el cine había adquirido y que fue llevada al cine en 1975 por su hijo Michael, como productor.

Su última interpretación teatral fue en marzo de 2009 en el teatro que lleva su nombre en Culver City (Los Ángeles) con «Antes de que me olvide», una comedia en la que narraba su propia vida.

Y su última aparición pública fue el 8 de enero de hace dos años, en la gala de los Globos de Oro, junto a su nuera Catherine Zeta Jones, para entregar el premio a mejor guion, momento que fue aprovechado por los asistentes para rendirle un pequeño homenaje.

Entre los premios recibidos en su larga carrera están el Cecil B. de Mille (Globo de Oro honorífico) de 1968, el César concedido por la Academia Francesa en 1980 o el Oso de Oro honorífico del Festival de cine de Berlín de 2001.

Además fue reconocido con la Orden de las Artes y las Letras, concedida por el gobierno de Francia en 1979, la Medalla Presidencial de la Libertad de 1981 o la Medalla Nacional de EE.UU. de Arte y Humanidades de 2001.

También escribió varios libros, de carácter autobiográfico. El primero fue en 1988, «The Ragman’s son», que tuvo su segunda parte en 1997 con «Climbing the Mountain», y continuó con la novela «Dance with the Devil» de 1990.

En 2012 publicó «I am Spartacus», sobre el rodaje de la película de Kubrick y las tensiones provocadas por la caza de brujas de McCarthy.

Fue portavoz durante un tiempo del centro Simón Wiesenthal, especializado en estudios sobre el holocausto judío, y embajador extraordinario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

De su primer matrimonio en 1943 con Diana Dill nacieron dos hijos: Michael, también actor, y Joel Andre. En 1954 volvió a casarse con Anne Buydens, con la que tuvo otros dos hijos: Peter y Eric Anthony, que en julio de 2004, fue encontrado muerto, en su apartamento de Nueva York, por un exceso de alcohol y medicamentos.

Foto: Fuente externa

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *