En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La columna de Miguel Guerrero: “A beber a beber….”

Miguel Guerrero.

Cuando leí  la decisión del Congreso de declarar otra amnistía general  fiscal, me pregunté si es justo ser un ciudadano respetuoso de las leyes y fiel cumplidor de las obligaciones tributarias.

Si es justo que las empresas paguen puntualmente sus impuestos, porque tanto para unos como para los otros, la práctica frecuente de los gobiernos de perdonar la evasión pone a los delincuentes en ventaja sobre aquellos pendejos negados a ponerse al margen de la ley, no por temor a las represalias, porque no hay precedentes, sino por respeto a sí mismo.

Me pregunté si es correcta, y dónde está la lógica, de una amnistía fiscal en momentos en que se busca una reforma cargada de nuevos impuestos que tiene al garete a toda la población y al borde de la quiebra a pequeñas y medianas empresas, que de antemano no saben qué hacer frente a la embestida impositiva a punto de producirse. Y me enfado al saber que esa nueva premiación de la evasión fiscal ensuciará el esfuerzo por alcanzar niveles aceptables de transparencia y decencia en la administración pública, más allá de las promesas oficiales que al final no son más que odiosas letanías que ya hieren los oídos.

Saber que esa amnistía es otra infame manera de acallar la resistencia a la decisión de poner a pagar al pueblo los desmanes de la administración anterior, de la cual la presente no es más que otra versión maquillada, invita a una evasión a la espera de otro perdón fiscal, que vendrá cuando hagan falta nuevos impuestos para pagar la fiesta.

Y en medio de la reflexión me viene a la memoria el famoso fragmento de la zarzuela “Marina”, de Emilio Arrieta, que nos dice “ a beber, a beber y ahogar el grito del dolor”, con deseos de utilizar la melodía para aplatanar el texto con un nuevo libreto que diga “ a evadir, a evadir..,”, sintiendo que no tengamos a mano a un Alfredo Kraus o a un Roberto Alagna que les den sentido a este grito del dolor.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *