En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La columna de Miguel Guerrero: Las elecciones de mañana

Miguel Guerrero.

Mañana los dominicanos aptos para ejercer el sufragio podrán votar por el candidato que estimen más idóneo para ejercer la presidencia por los próximos cuatro años. Como lo establece la ley en esta jornada previa no está permitido a los partidos campaña alguna.

Es un día de reflexión para permitir que los ciudadanos se trasladen a los sitios de votación y reflexionen, lo que muy pocos hacen, sobre el valor de lo que harán mañana. Durante los largos y angustiantes meses de campaña, se escucharon muy pocas propuestas y muchos denuestos.

Por tradición, los dominicanos prestan más atención a las elecciones presidenciales, que a las del Congreso y los municipios, por lo que se espera una masiva asistencia a las urnas y ojalá así suceda.

Ahogados en la abrumadora inyección de propaganda, no se les concedió al país la oportunidad de un debate que hubiera permitido conocer más a fondo a los candidatos y saber qué piensan sobre asuntos tan trascendentes como la familia, la religión, el sentido de la libertad y lo que es más importante todavía su propia conducta frente a esos valores propios de toda democracia.

Pocos sabemos en realidad sobre la visión que ellos tienen sobre la vida parlamentaria, el gobierno municipal o el futuro de la nación.

La mayoría de los dominicanos concurre a las urnas sin conciencia plena del valor que ese acto cívico representa. Vota sin saber por quién lo hace. Una razón es que no se permiten hacer algunas preguntas y quién las haga de antemano sabe que no encontrará respuesta.

Me refiero a cómo se comportan los líderes con los hijos, si son fieles al matrimonio, si viven conforme a sus ingresos, si pagan sus impuestos.

Los temas que dominan el interés de los electores en otras naciones son tabúes en la nuestra. Los electrodomésticos y la repartidera de dinero llevan esas cosas a un archivo herméticamente cerrado.

No podemos esperar que las cosas mejoren y los funcionarios respeten los derechos ciudadanos y, como es su obligación, defiendan los intereses de la colectividad, si seguimos ignorando esos temas.

[email protected]
@GuerreroMiguele

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *