En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La columna de Miguel Guerrero: Un deber de caballero

Miguel Guerrero.

La intolerancia terminará convirtiendo este país en una selva. En mi cuenta de twitter escribí que los apagones del martes en la noche habrían sido intencionales para reducir la audiencia del discurso de Hipólito Mejía. Fueron apenas dos palabras en un texto de no más de 140 caracteres, con lo que quise subrayar el posible efecto negativo de esa acción en vista de que el discurso del candidato del PRD, lejos de encender los ánimos los calmó y eso probablemente le evitó al país un estallido social y un baño de sangre.

Resulta que no fueron intencionales. El encargado de la CDEEE, Celso Marranzini, me llamó para explicarme lo sucedido y su aclaración me resultó válida, por muchas razones, la más importante su iniciativa misma, porque no es usual que un funcionario le preste caso a la crítica u opinión de un ciudadano.

Conozco al señor Marranzini desde hace años y puedo dar fe de que procura estar a la altura de sus responsabilidades y eso ya es un mérito, en el ambiente de arrogancia que caracteriza la vida oficial. El Marranzini que me llamó para darme una satisfacción era el mismo que he tratado siempre.

Por eso me apresuré en mi cuenta de twitter a reconocer el error, pidiendo las excusas correspondientes por la misma vía pública. Actitud que asumí sin sonrojarme, porque mi sentido del honor  me dice que es un acto elemental de caballerosidad admitir un yerro, especialmente si con una información incorrecta se afectan actuaciones de buena fe.

Bastó esa disculpa para que, de todos lados, del oficialismo y de la oposición, me atribuyeran cosas que nunca había escuchado, lo cual de todas formas, y para dicha mía, no alcanzan la acusación de conspiración que desde litorales y medios oficiales he escuchado.

De manera que, guste o no, tantas veces me equivoque lo reconoceré, para evitar caer en la vorágine de intolerancia que nos impide crecer como nación.

[email protected]
@GuerreroMiguele

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *