En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La columna de Miguel Guerrero: Variaciones sobre un tema

Miguel Guerrero.

Mientras el país se estremece debido al enorme déficit fiscal provocado por la anterior administración, el principal responsable, el expresidente Leonel Fernández, se pasea en el exterior moralizando sobre el buen gobierno.

Sus violaciones a la ley del presupuesto y a la Constitución, a la anterior y la que él mismo promoviera y promulgara en enero de 2010, deberían ser suficientes para aconsejarle una pausa; una salida por un largo tiempo de los escenarios internacionales en los que él se mueve como si se tratara de un líder mundial con categoría suficiente para indicarle a la humanidad el sendero correcto de la redención económica.

Su verdadero valor como jefe de Estado no fue otro que lograr una falsa armonía entre la realidad y la ficción, que le inyectó al país la idea de una sociedad próspera y estable, basada en una economía blindada, que al final resultó en una débil burbuja.

Cuando toda esa mentira, sostenida en una permanente campaña de desinformación y relaciones públicas, se hizo evidente ante la insostenibilidad de la maquinaria que hacía posible ese gasto desmesurado, la verdad en toda su crudeza salió a la superficie, para desengaño de aquellos que se negaban a ver lo que en el fondo existía.

Con un hoyo fiscal como legado superior cuatro veces al originado por la quiebra fraudulenta del Baninter, que el hoy ex presidente trató siempre de atribuir a un mal manejo de la crisis bancaria y no a operaciones ilícitas, su heredero en el cargo, cercado por las circunstancias y las lealtades a su partido, insiste en una reforma cuyos ingredientes supondrán un fuerte castigo a la población, sin atender el reclamo nacional de que se castigue a los responsables del desastre que él deberá enfrentar y que, sin duda, condicionarán su presidencia.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *