En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La crónica política de Orlando Gil

La crónica política de Orlando Gil
Frank Núñez

Trincheras de Papel es el más reciente parto bibliográfico del periodista y poeta dominicano Orlando Gil, quien como en una continuación de sus voluminosos tomos publicados bajo el título de Ahora que los dioses duermen, permite mantener en la memoria de la gente que le interesa el devenir histórico de la nación hechos sin los cuales el ambiente político que hoy vive el país ni siquiera habría sido posible idealizar.

Como observará el lector, Trincheras de Papel inicia con artículos de opinión y análisis de coyunturas publicados en el entonces vibrante vespertino ULTIMA HORA, entre 1973 y 1974; en tanto que la segunda parte recoge las primeras entregas de la columna Orlando Dice de finales del año 1997, en el matutino El Siglo, primer rotativo dominicano editado con los recursos de la alta tecnología.

El autor presenta a los interesados el pálpito periodístico de dos épocas trascendentales en la vida política nacional. Recuérdese que los primeros años de los 70 se caracterizaron por un terrorismo de Estado que segó las vidas de periodistas como Gregorio García Castro y Orlando Martínez. El propio Gil refiere que debió poner pies en polvorosa ausentándose de la patria como supremo recurso para la preservación del pellejo.

La apreciación que en su momento tuvo el cronista sobre el Balaguer de los 12 Años y su Partido Reformista; el PRD de Peña Gómez, Guzmán, Majluta y Jorge Blanco; el nacimiento del PLD tras la renuncia de Bosch del perredeismo y los traspiés de la oposición en la búsqueda de consenso para enfrentar el balaguerismo viene a concatenarse con el inicio de la nueva era en la que los dioses criollos fueron vencidos por el sueño eterno, dando paso a Leonel, Hipólito, Danilo, Jacinto, Eliíta y Pelegrín. Luis Abinader no era figura en el 97.

Una lectura oportuna para contrastar los cambios políticos y contextualizar un pasado cuyo olvido sería peligroso.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *