En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La curiosa invasión en Australia de una “planta peluda”

La curiosa invasión en Australia de una “planta peluda”
La curiosa invasión en Australia de una “planta peluda”
Fuente externa.

Fuente externa.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-  La noticia de la planta peluda de Australia ha dado la vuelta al mundo. Imagina que te levantas un día y que, al abrir la puerta, todo tu horizonte se halla recubierto por una especie de masa esponjosa y blanca semejante a la pelusa que sueltan tus gatos.

¿Es Silent Hill? Eso sería lo primero que pensaría cualquier “no nativo” de  Wangaratta, una pequeña localidad australiana donde conocen ya los efectos de esta planta llamada Panicum effusum. Ahora bien, lo ocurrido este año ha sido tan desmesurado e increíble, que todos los vecinos no pudieron más que quedarse paralizados durante unos minutos, sacar unas fotos y después… Ir en busca de los animales atrapados y perdidos en esa dimensión blanca del llamado “pánico blanco”.

Australia no es ajena a este tipo de espectáculos tan extraños donde la fauna y la naturaleza, gusta de asombrarnos de vez en cuando. No hace mucho, por ejemplo, te explicábamos en Supercurioso cómo otro pueblo quedaba invadido no de plantas frondosas, sino de telas de araña y arañas. Asombroso, sin duda.

Pero adentrémonos ahora a este escenario blanco cuajado de Panicum effusum, esa planta peluda que ha hecho acto de presencia en Wangaratta con sumo poder debido a una sola razón: la sequía. A lo largo de este año apenas ha llovido, y aunque esta planta aparece todos los años de forma aislada y puntual, hace solo unas semanas surgió en las tierras y en el horizonte como un enemigo extraño que dejó a todo el pueblo sin aliento. Cuanto más seco es el ambiente, ella, más crece…invasion00

La llaman el pánico blanco, y es una simple hierba perenne cuyas hojas, son pelos blancos. A más calor y menos humedad, más altura alcanza, hasta el punto de que poco a poco sus hebras es van soltando de forma exuberante como si se tratara de algodón. Suele aparecer en el este de Australia y en Papúa Nueva Guinea, y es tan invasora que solía estar clasificada como un espécimen a “vigilar” en los entornos naturales dado su impacto, pero en los últimos meses está siendo ya un problema ecológico notable.

En condiciones extremadamente secas, la hierba peluda crece en poquísimo tiempo, para después, soltarse y empezar a rodar para ir esparciendo sus semillas, hasta el punto de acumularse y acumularse alcanzando altísimas alturas. Invade pastos, campos, casas y cualquier entorno especialmente seco como este pequeño pueblo australiano que la vieron aparecer y acumularse en poco más de tres horas.

Si un perro o un gato queda atrapado entre ellas solo sentirá molestias físicas y algo de miedo, pero el problema residen sobre todo en los animales de granja como por ejemplo, las ovejas. ¿Y por qué razón? Esta hierba es mortal para ellos a pesar de que solo con verla la suelen devorar porque les encanta. En caso de hacerlo, sufrirán una penosa enfermedad neurológica que les provoca la muerte; eso si, siempre que la planta peluda esté tierna. Una vez se seca es inofensiva.

Otro tema a tener en cuenta es el riesgo de incendio. Si a alguien se le olvidara apagar su cigarrillo en estas circunstancias, lo más probable es que en pocos segundos, acabara con un pueblo entero.

Esperemos que en los próximos años vengan las lluvias y Australia, no vea aparecer en sus campos este enemigo blanco que, a pesar de todo, no es tan inofensiva como parece a simple vista. Y ahora dinos…¿existe en tu país algún fenómeno semejante? No olvides dejarnos tus comentarios y recordar nuestro artículo sobre si sienten dolor las plantas.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *