En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La Marina mexicana descabeza al segundo cártel más poderoso del país

Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias “El Coss”.

MÉXICO.- La Marina mexicana descabezó al cartel del Golfo, la segunda organización criminal más poderosa de México, al capturar en una operación sin disparos en el noreste del país a su líder, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias “El Coss”.

Costilla Sánchez, que fue presentado hoy a los medios en la sede de la Marina en la capital mexicana, fue detenido el miércoles tras una persecución de un vehículo con hombres armados que ingresaron en un domicilio de Tampico, en el estado de Tamaulipas.

La detención de “El Coss” se produce nueve días después de la de Mario Cárdenas Guillén, alias “El Gordo” y el “M1”, que era el dirigente de otra vertiente del cartel del Golfo.

“El Coss” no ofreció resistencia a los 30 marinos que participaron en el operativo, producto de un “intenso trabajo de inteligencia naval” y de información proporcionada por dos miembros del cartel detenidos en los últimos días, dijo el portavoz de la Marina, José Luis Vergara.

Costilla Sánchez estaba al frente de “la segunda organización delictiva más poderosa del país”, apuntó Vergara.

“Sigiloso, ‘El Coss, superó las divisiones internas y dirigía violentos enfrentamientos en Tamaulipas y Nuevo León contra sus antiguos aliados, Los Zetas”, añadió.

Tras la captura de Osiel Cárdenas Guillén en 2003 y la muerte de Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, alias “Tony Tormenta”, en un enfrentamiento con el Ejército hace dos años, Costilla Sánchez reforzó su liderazgo dentro de la organización.

Sin embargo, tras la muerte en septiembre de 2011 de Samuel Flores Borrego, “Metro 3”, se produjo una “ruptura con la familia Cárdenas Guillén” que dividió en dos vertientes la organización.

Una rama quedó dirigida por Mario Cárdenas Guillén, alias “El Gordo” y el “M1”, detenido el 3 de septiembre pasado también en Tamaulipas por la Marina, y la otra por “El Coss”, quien comenzó su carrera delictiva desde 1992 cuando era agente judicial.

Con estas dos importantes capturas en solo nueve días, la Marina deja sin cabeza a una las organizaciones de narcotraficantes más antiguas de México, junto al cartel de Juárez, y pone “fin a una generación” de ese grupo delictivo, en opinión del especialista en temas de narcotráfico Ricardo Ravelo.

Sin embargo, Ravelo descartó que el cartel del Golfo, que ya ha vivido muchas transiciones difíciles, “esté exterminado”, y pronosticó “mucha violencia” al cierre del sexenio del presidente Felipe Calderón, quien entregará el poder el 1 de diciembre.

En declaraciones a la emisora MVS, el autor de “Osiel: Vida y tragedia de un capo” consideró al cartel del Golfo el tercero en el país, después de Los Zetas y Sinaloa, y describió a “El Coss” como un personaje “verdaderamente violento que solía enterrar vivos a sus enemigos”.

El portavoz de la Marina destacó que la fiscalía mexicana ofrecía hasta 30 millones de pesos (2,3 millones de dólares) por información que llevara a su captura, mientras que la recompensa del Departamento de Justicia de EE.UU. es de cinco millones de dólares.

“El Coss” fue detenido junto a cinco de sus escoltas, que estaban vestidos con uniformes de camuflaje similares a los de la infantería de Marina.

Las actividades en el narcotráfico del cartel del Golfo se remontan a la década de los años 80 bajo el liderazgo de Juan García Ábrego, quien fue detenido en México y extraditado a Estados Unidos en 1996.

Al frente del cartel quedó Osiel Cárdenas, quien fue arrestado en marzo de 2003 y extraditado a Estados Unidos en 2007, y fue sucedido por su hermano “Tony Tormenta”, quien compartía el liderazgo con “El Coss”, hasta que en noviembre de 2010 fue abatido por la Armada.

El cartel, dedicado fundamentalmente al tráfico de cocaína, drogas sintéticas y marihuana, ha visto mermado su poderío desde que en 2010 emprendió una cruenta lucha con Los Zetas, su antiguo brazo armado, por el control de varias regiones del país, que ha causado numerosas muertes.

En esa guerra a muerte contra Los Zetas, formado por desertores del Ejército mexicano, “El Coss” se alió con Joaquín “El Chapo” Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa, en un intento por mantener el control en diversas zonas del norte y este de México.

La ola de violencia en México se ha cobrado la vida de unas 50.000 personas desde diciembre de 2006 en enfrentamientos entre los carteles de las drogas y de éstos con las fuerzas de seguridad, según fuentes oficiales, aunque organizaciones civiles elevan la cifra a 70.000.

Desde el inicio de su mandato, Calderón puso a los militares al frente del combate de la delincuencia organizada, a la que ha dado importantes golpes con la captura o muerte de 23 de los 37 criminales más peligrosos del país, pero sin reducir los niveles de violencia.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *