En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La mentira y el engaño

Se inicia la campaña electoral en el país para elegir al Presidente, al Vicepresidente, a los legisladores, alcaldes y regidores. Los políticos se lanzarán a la arena para atraer adeptos que voten por su candidatura y por consiguiente habrá algunos que  harán gala de su retórica, argucias, engaños, demagogia y mentira, lo que siempre los ha caracterizado.

Pero tenemos que ser justo, porque con muy raras excepciones, todavía hay políticos serios que cumplen lo que prometen y eso lo hemos visto en estas últimas décadas y pedimos a Dios que los proteja y no cambien.

Muchos tienen la delicadeza de dar a conocer sus programas de gobierno, pero lamentablemente otros no, y no ignoramos sus intenciones de ofrecer cosas al pueblo, mientras están en campañas, pero cuando ganan y obtienen la posición anhelada, se olvidan de los votantes que con mentira y demagogia  conquistaron a su favor.

Lamentamos que la mentira, el engaño y la demagogia de algunos políticos se han convertido en una cultura en nuestro país, durante la denominada democracia que se inició realmente, luego de la decapitación de la tiranía trujillista en el año 1961.

En cuanto a la mentira, queremos señalar que es una declaración realizada por alguien que cree o sospecha que es falsa en todo o en parte, esperando que los oyentes le crean, de forma que se oculte la realidad en forma parcial o total. Una cierta oración puede ser una mentira si el interlocutor piensa que es falsa o que oculta parcialmente la verdad. En función de la definición, una mentira puede ser una falsedad genuina o una verdad selectiva, exagerar una verdad, si la intención es engañar o causar una acción en contra de los intereses del oyente. Las ficciones, aunque falsas, no se consideran mentiras.

Mentir es decir una mentira. A las personas que dicen una mentira, especialmente a aquellas que las dicen frecuentemente, se las califica de mentirosas. Mentir implica un engaño intencionado y consciente. Tiene como sinónimos: embuste, bola, calumnia, coba o falacia.

Lamentablemente esto lo estamos viendo y leyendo a través de los medios de comunicación escrita, radial y televisado, cuando presentan a algún político, pero quiero decirle a los amigos políticos que este pueblo ya ha madurado y conoce al cojo sentado, al ciego durmiendo y al ladrón sin verle, como decía al país el inolvidable Profesor Juan Bosch.

En cuanto al uso de la  demagogia que utilizan algunos políticos, es una degeneración de la democracia consistente en ofrecer concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratando de conseguir o mantener el poder. Es además,  una estrategia utilizada para apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público a fin de ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda política.

En última instancia, la demagogia permite atraer las decisiones de los demás hacia los intereses propios a partir de la utilización de falacias o mentiras. La manipulación de la información, los datos fuera de contexto y las falsas dicotomías también forman parte de la demagogia.

Hay una ley natural que es ineludible, y consiste en que lo que se siembra se cosecha, y la misma aparece en la Biblia, la Palabra de Dios.  “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna”, Gálatas 6:7-8.

En cuanto a los políticos engañadores, la Palabra de Dios es contundente cuando dice: “Más los malos hombres, y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”, 2 Timoteo 3:13.

Apreciado amigo político y los que están incursionando ahora en esa actividad, Dios desea que hagas tu campaña de una manera limpia y deje de lado la mentira, el engaño y la demagogia para tu bien y beneficio de tu amado y querido pueblo que espera mucho de ti y  quiere que tengas  una conducta ejemplar.

Al terminar mi artículo quiero que leas lo que dice Dios de los mentirosos: Apocalipsis 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras Y TODOS LOS MENTIROSOS tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”.

“Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Más los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, Y TODO AQUEL QUE AMA Y HACE MENTIRA”, Apocalipsis 22:14-15.

Bendiciones.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *