En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La neutralidad en el PLD, las encuestas y el referéndum aprobatorio

La neutralidad en el PLD, las encuestas y el referéndum aprobatorio
Fernando Sibilio

Eran previsibles los resultados de la encuesta Penn, Schoen y Berland, con relación a la posible candidatura del Licenciado Medina, por el Partido de la Liberación Dominicana.  Decía él que: “Quedarse neutral es traicionar”, cuando la Gallup le asignaba un 59.6% de rechazo contra un 51.3% que tenía Hipólito Mejía.

Obedece el Licenciado Mediana a sus sentimientos inmediatos, aunque, por convicción se resiste al miedo de perder y apela a la moral, peledeista como estabilizadora de las intermitencias emocionales de las bases de ese partido, las cuales permanecen en un buen porcentaje neutrales.  De este modo, desde la moral, pierde la oportunidad de usar el poder de actuar sobre las creencias y la razón de muchos de sus compañeros de partido, para que cambien la manera de interpretar el retiro por eliminación del Presidente Fernández y, la declinación por obturación de su esposa, la Doctora Cedeño.

Desconocen los asesores técnicos del Licenciado Medina que es importante separar los afectos y las creencias, que tienen los peledeistas por su líder, porque ambos factores interactúan sin detenerse, en sus emociones y están presente  en sus sentimientos electorales.

Pasa por alto el equipo de campaña de Danilo, que una situación afectiva que le ha dado prestigio y beneficios a las bases de ese partido, como su conexión con Leonel Fernández, perderla de golpe y porrazo, genera incertidumbre o el odio, con lo cual se convierte en un espacio propicio, para que prendan y encuentren vigencia política todas las ideas, que puedan cambiar el tono afectivo hacia cualquier opción de actuación electoral.

Deberían saber los estrategas del Licenciado Medina, que las masas de un partido cuando sienten miedo de perder están dispuestas a aceptar cualquier propuesta que tal vez, en condiciones electorales y políticas normales nunca aceptarían.  Es el caso de la neutralidad del partido de la Liberación Dominicana, que ve perder su vitalicidad de poder, frente a Hipólito Mejía.

Gana la batalla el sentimiento de miedo de la militancia peledeista al discurso  enlatado y carente de valor informático de Danilo.  Carecen sus arengas de la estrategia comunicacional que prepare y adoctrine al sujeto electoral peledeista.  Desaparecen en su discurso esos poderes políticos y sociales especiales que exhibe Leonel Fernández y que asustan y obligan a cortar distancias al rival.  Ese sentimiento de combatiente vencedor.

Movida por el miedo de perder de Hipólito Mejía, la militancia peledeista está dispuesta a participar con gozo y entusiasmo, a limitar sus libertades sociales y dedicarse a promover, casa por casa, cara a cara, el referéndum aprobatorio.  La presencia de los miembros del Comité Político a la precandidatura de Danilo, demuestra hasta que punto él ha perdido su competencia y sus libertades fundamentales, para reivindicar su derecho a ser elegido candidato del partido.

Ver que un 40% de los dominicanos reprueba su presentación como candidato del PLD, demuestra y obliga a un referéndum por el sí del Doctor Leonel Fernández.  Esa información que aparece en la encuesta Gallup es el mejor soporte técnico para impulsar la urgencia de esta herramienta constitucional, frente a los reclamos moralizadores, de los voceros perdedores del Licenciado Danilo Medina.

Sigue siendo la impotencia ante dos derrotas, el peor daño político sufrido por el equipo de perdedores de Danilo.  Su resentimiento al decir que le venció el Estado en 2007, sigue siendo su venganza y represalia sobre la fortaleza del liderato del Doctor Fernández dentro y fuera del partido.  Un resentimiento que nunca ha sido creador como el de los obreros en Polonia ni el de los esclavos, en Haití.

Examinemos la lingüística pesimista que exhibe Danilo Medina en sus mensajes publicitarios, y descubriremos la presencia de avaricia y rencor, para despertar el amor peledeista, en su proclama por la igualdad y la equidad en la distribución de la riqueza estatales.  Ante siete miembros de los 25 del Comité Político, que les apoyan, habla de un paraíso para la seguridad ciudadana, y fue mezquino al negarse a presentar esa propuesta al Ministro de Interior, quien estaba presente apoyándole en ese acto.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *