X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Martes 26 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 199,672
  • Nuevos casos 1,549
  • Fallecidos total 2,482
  • Nuevos fallecidos 12
  • Recuperados 146,020
  • Críticos
  • Pruebas 981,506
<< Mapa interactivo >>

La palabra, una cara de la opresión

La palabra, una cara de la opresión

Las palabras tienen poder, son la representación intangible de nuestros símbolos, de nuestro imaginario. Pensamos como hablamos y hablamos como pensamos. Sin levantar sospecha, como una gota de agua roe una piedra, así la comunicación construye la representación de la realidad. Con nuestra anuencia, el sistema patriarcal utiliza el velo de la palabra para perpetuarse.  

Durante el conocimiento de la medida de coerción a los arrestados en la Operación Anti Pulpo, al representar al Ministerio Público, la magistrada Yeni Berenice Reynoso Gómez se lució. Defendió su discurso como si defendiera la vida, presentó su verdad sin miedo, con todo el garbo e histrionismo que la acompaña. Es su don. 

La fiscal Yeni Berenice Reynoso Gómez subió al estrado vestida con su historia. El apoyo materno y paterno lo lleva tatuado en su cuerpo, el respaldo de sus ancestros la antecede, ilumina su discurso. 

A muy temprana edad empezó a labrar su tierra, a pintar sus lienzos, a construir sus sueños. Aprendió  que estudiar y trabajar era la manera de ascender y llegar a feliz puerto. Su carta de presentación son veinte años de labor incuestionable y ante todo el compromiso de vida con su oficio.  

Cómo no temer el patriarcado a una mujer con el antecedente de haber sido la primera mujer fiscal en la historia de Santiago y la más joven en asumir ese cargo en el país. Una mujer que se atreve a honrar su palabra frente al macho y al poder económico, que cuestiona el poder patriarcal, es una “amenaza”.

Para destruir una mujer con este talante es necesario simular sentirla cercana, aceptada, cuando el objetivo es minimizarla, invalidarla y desproveerla de su fuerza, de su fortaleza, de su arraigo.

Como una gracia, al juez José Alejandro Vargas, al fiscal Wilson Camacho y a todos los abogados, hombres y mujeres participantes, se les llama por su título, nombre y apellido, a la magistrada Yeni Berenice Reynoso Gómez prefieren llamarla Yeni Berenice, ¡así se oye más bonito!

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *