En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La pista de baloncesto más antigua del mundo, una joya nostálgica de París

La pista de baloncesto más antigua del mundo, una joya nostálgica de París
La pista de baloncesto más antigua del mundo, una joya nostálgica de París

PARÍS.- Impregnada de un ambiente nostálgico, la pista de baloncesto más antigua del mundo, ubicada en París desde hace 125 años, quiere mantener viva su memoria y readaptar unas instalaciones vetustas y faltas de mantenimiento.

La pista de baloncesto parisina, que pertenece a la Asociación de Jóvenes de París (UCJG) -versión francesa de la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA)-, se convirtió en la más antigua del mundo cuando terminó ardiendo la de Springfield (Massachusetts) en Estados Unidos.

Nacida en Londres en 1844, la YMCA tiene la vocación de alentar el desarrollo espiritual de los jóvenes pero también fortalecer su intelecto y hacerles progresar en deportes.

Situado en el céntrico distrito IX de la capital francesa, el edificio de unos 4.200 metros cuadrados alberga un teatro, aulas para la formación filosófica y espiritual de los estudiantes y el gimnasio con la mítica pista de baloncesto.

“Es una pista emblemática para el mundo del baloncesto ya que llegó a Europa en 1893, cuando se jugó el primer partido aquí. El movimiento quería que se difundiera por todo el mundo”, explicó Sylvie Manac’h.

El creador de este deporte fue James Naismith, el profesor de educación física de un gimnasio de la YMCA en la localidad estadounidense de Springfield que en diciembre de 1891 decidió crear un nuevo juego para entrenar a sus estudiantes durante los meses de invierno.

El clérigo canadiense, de origen escocés, sólo tardó una hora en redactar las trece originales reglas del baloncesto, que básicamente se mantienen en los reglamentos actuales de este deporte, como por ejemplo, la altura de la canasta (a 3,05 metros del suelo).

El pastor presbiteriano James Naismith no pudo haber imaginado que el juego que inventó iba a tener 214 federaciones nacionales repartidas en todo el mundo y que iba a ser practicado por millones de jugadores.

“El gimnasio contaba inicialmente con una primera planta para correr, y una pista abajo para hacer gimnasia. Algo que fue cambiando con la evolución de las reglas creadas por Naismith y de la arquitectura”, indicó Manac’h.

Añadió que en el siglo XIX era “inconcebible” un espacio sin las dos columnas que hay en medio de esta pista, que sostienen la parte superior del gimnasio, y apuntó que no había conocimientos arquitectónicos suficientes para crear una auténtica pista de baloncesto.

Así, a pesar de que la pista siga siendo el escenario habitual de diversas actividades, resulta imposible jugar un partido de baloncesto en condiciones óptimas, “salvo en ocasiones puntuales, como las jornadas del patrimonio, cuando muchos aficionados vienen aunque solo sea para meter una canasta simbólica”.

La pista parisina, cargada de historia, sigue con las mismas instalaciones desde hace 125 años -excepto las canastas-, un motivo por el que los responsables del establecimiento solicitan una renovación sustancial de los aparatos y del parqué.

“Al no disponer de fondos suficientes para renovar la parte de abajo -estimado en 80.000 euros-, decidimos lanzar una campaña en la plataforma de financiación participativa GoFundMe”, reconoció la directora.

Confesó también que algunas celebridades del mundo del baloncesto pasaron por la pista en numerosas ocasiones, aunque no quiso desvelar los nombres, con la esperanza de que les apoyen “en las redes sociales”.

De la misma manera, llamó a todas las “personas aficionadas al deporte” y “apasionadas por el patrimonio” a conservar la esencia este “lugar extraordinario” para que se siga utilizando otros 125 años más. 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *