En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La pugna entre los carteles de las drogas causa 23 muertes en México

Escalada de muertes por narcotrafico México (Foto de Archivo).

MONTERREY, México.- La ciudad mexicana de Nuevo Laredo vivió este viernes una de sus jornadas más violentas, producto de la cruenta lucha que mantienen los carteles de las drogas, con el asesinato de 23 personas.

Desde muy temprano las fuerzas de seguridad encontraron nueve cadáveres colgados de un puente de la urbe, fronteriza con Estados Unidos, y unas horas después hallaron los cuerpos mutilados de 14 personas el interior de un vehículo.

El primer grupo fue localizado por militares a la 01.00 hora local (06.00 GMT) en el barandal oriente del puente ubicado en el cruce de Carretera Nacional y el bulevar Luis Donaldo Colosio, que conecta con el aeropuerto Quetzalcóatl.

Las víctimas, cinco hombres y cuatro mujeres, estaban con los ojos vendados y presentaban huellas de tortura, dijo a Efe una fuente de la Alcaldía de Nuevo Laredo, una ciudad ubicada en el nororiental estado de Tamaulipas y considerada un bastión de Los Zetas.

Precisamente supuestos miembros de ese grupo criminal se atribuyeron en una gran manta los asesinatos de presuntos integrantes del Cartel del Golfo por “calentar la plaza” y atraer la atención de las fuerzas de seguridad con atentados.

Según el mensaje de la manta, colocada al lado de los cuerpos, las víctimas eran supuestas responsables del ataque con explosivos contra la sede de la Policía municipal registrado el 24 de abril pasado.

Los “zetas” amenazan con acabar a sus rivales del Golfo, que al parecer se aliaron con el cartel de Sinaloa para arrebatarles el control de la ciudad.

Solo unas horas después del hallazgo de los nueve colgados, las autoridades encontraron los restos de 14 personas, sin cabezas, en en bolsas negras dentro de una camioneta tipo Van estacionada frente a la sede de la Asociación de Agentes Aduanales de Nuevo Laredo.

En tanto, 14 cabezas que se presume corresponden a los cuerpos mutilados fueron encontradas en hieleras abandonadas cerca de la presidencia municipal de la urbe.

Si bien los responsables de estos últimos crímenes no dejaron mensajes, los miembros del crimen organizado suelen actuar de esta manera para amedrentar a sus rivales.

El 17 de abril también fueron hallados 14 cuerpos descuartizados en un vehículo estacionado a un costado de la Alcaldía con un mensaje presuntamente firmado por Joaquín “el Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, que anunciaba su llegada a la ciudad para limpiarla de “zetas”.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, expresó al gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el respaldo de las fuerzas federales “para coadyuvar en la seguridad en el estado”, uno de los más golpeados por el crimen organizado.

Ambos reiteraron su compromiso “para continuar combatiendo, en estrecha colaboración y coordinación, a los delincuentes responsables de la violencia que se ha suscitado en Nuevo Laredo”, señala un comunicado de la Secretaría de Gobernación.

El Ejército mexicano asumió desde hace un año las labores de seguridad pública en la urbe debido a la corrupción de las policías que actuaban en la zona.

El recrudecimiento de la violencia en Nuevo Laredo está relacionado con una mayor presión de las autoridades contra líderes de Los Zetas, encabezado por Heriberto Lazcano Lazcano, y los enfrentamientos entre los carteles rivales.

El Ejército ha golpeado con dureza en las últimas semanas a Los Zetas, y en uno de sus operativos murió Francisco Medina Mejía, alias “El Quemado”, el 4 de abril.

El 14 de marzo, los soldados capturaron a Carlos Martínez Escobedo, alias “El Fabiruchis”, quien había asumido la dirección de Los Zetas en la zona después de que Gerardo Guerra Valdez, alias “El Guerra”, muriera en un combate con personal militar a inicios del mes.

Los Zetas nacieron como un brazo armado del Cartel del Golfo, pero en marzo de 2010 rompieron con esa organización y desde entonces han protagonizado los más cruentos casos de violencia registrados en el país en su lucha por ganar territorios.

Su principal área de influencia la constituyen los estados ubicados sobre el Golfo de México, aunque están a la búsqueda de nuevos territorios y desde hace años tienen una fuente presencia en Guatemala, donde en 2011 asesinaron a 27 campesinos en la región de Petén.

En México han fallecido más de 50.000 personas en acciones atribuidas al crimen organizado desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una lucha frontal contra los carteles de las drogas con la participación de miles de militares.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *