En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La reacción de una joven a su acosador que se hizo viral

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Los fotogramas captados por una cámara de vigilancia de un comercio cercano, convertidos en virales por la gracia de internet, han sido la prueba definitiva para condenar a tres años de cárcel a Islam, un joven egipcio que acosó en mitad de la calle y a plena luz del día a Rania, una veinteañera que le desafió a golpe de bolso.

El vídeo dura apenas minuto y medio pero levanta acta de la fechoría y la valiente respuesta de la joven. Sucede en Qena, una ciudad del Alto Egipto a unos 450 kilómetros al sur de El Cairo. Islam camina en dirección hacia la cámara por una pequeña calle de la villa. Cuando su figura se desvanece, aparece Rania. Luce hiyab (pañuelo islámico) y túnica holgada y camina hacia el mercado. Unos metros más atrás, asoma de nuevo Islam.

En los fotogramas siguientes, el joven de 25 años se va aproximando a Rania hasta que la toca. Los segundos que suceden al asalto resultan los más sorprendentes: la mujer persigue a Islam mientras le zurra con el bolso como si fueran el ratón y el gato. Perturbado por la reacción, el hombre trata de atizarle a la víctima e incluso hace amagos de huir pero Rania se lo impide y, advertidos por la refriega, van llegando a la escena vecinos y curiosos.

Las instantáneas, en las que Rania batalla hasta el final, han recorrido las redes sociales en Egipto -un país donde el acoso sexual es una plaga- y han sido visionadas en la corte que dictó sentencia después de que la víctima acudiera a una comisaría de policía y denunciara los hechos. El joven ha recibido una condena de tres años de cárcel y podría doblar su duración entre rejas si es reincidente.

Se trata del primer castigo que adoptan los tribunales del sur del país, una zona rural y conservadora, en virtud de la ley contra el acoso aprobada en abril de 2014. La norma impone a los agresores penas de hasta cinco años de prisión y multas que llegan hasta los 5.000 euros.

En julio de 2014, en una de las primeras sentencias dictadas desde que entrara en vigor la norma, un tribunal de El Cairo condenó a cadena perpetua a siete hombres implicados en distintos casos de acoso sexual, entre los que figuraba el brutal asalto a varias mujeres en junio en la plaza cairota de Tahrir durante los festejos por la investidura como presidente del ex líder del ejército Abdelfatah al Sisi.

A pesar de la legislación, los incidentes no han cesado, alentados a menudo por quienes los justifican. En 2014 fue el rector de la Universidad de El Cairo Gaber Naser quien cuestionó la vestimenta que llevaba una alumna mientras era blanco del acoso en el recinto universitario. Hace dos años, en una inesperada victoria judicial, la presentadora de televisión Riham Said fue condenada a seis meses de cárcel tras declarar que una chica fue víctima de acoso por vestir “de un modo indecente”.

Las calles egipcias son desde hace más de una década testigo mudo de un acoso sistemático. Las mujeres sufren inoportunos roces, miradas lascivas, comentarios obscenos o continuas llamadas telefónicas de desconocidos. Los altercados se multiplican durante las jornadas festivas y las concentraciones multitudinarias. Un estudio publicado por ONU Mujeres en 2013 desveló que el 99,3% de las encuestadas ha padecido acoso.

Fuente: elmundo.es

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *