En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

La venganza de Danilo

Algunos amigos afirman que “Danilo (Medina) le está haciendo a Leonel (Fernández) lo mismo que Leonel (Fernández) le hizo a Danilo (Medina)” en años anteriores cuando le impidió ser candidato presidencial. “Ni más, ni menos”, añaden.

Es verdad que Leonel le hizo sus bellaquerías a Danilo, pero no hasta el extremo de humillarlo y hundirlo con la intención de asesinarlo política y moralmente para que no pueda resucitar ni en dos mil años.

Danilo actuó con “premeditación, mala fe y alevosía” contra Leonel desde que asumió la presidencia de la República, no por venganza, como suponen muchos, sino intereses políticos y económicos.

Danilo y su grupo precisan del gobierno por más de un periodo para acumular capitales de la misma manera que lo hicieron Leonel y sus colaboradores durante  12 años. Y para lograrlo tenía que quitar del medio al obstáculo principal, que no era otro que su antecesor, compañero de partido y socio político durante varias décadas.

Para aniquilar a Leonel, el estorbo en el camino de la continuidad, había que arrebatarle el control del “Soviet Supremo” (Comité Político y Central) del Partido de la Liberación Dominicana sin importar el costo con dinero del Estado que sigue y seguirá siendo un factor determinante en los procesos electorales.

Increíblemente Leonel y su gente no advirtieron la trampa cuando asistieron a la decapitación que se produjo en la reunión del Comité Político donde se ordenó la aprobación en el Congreso de la reelección, aun cuando sabían que fue Danilo el artífice de la llegada al país de Quirino y de la costosa campaña mediática que se montó para presentar sus presuntos vínculos con el narcotráfico y el mundo del crimen.

Fue más que penoso ver a Leonel en el acto de “proclamación” de Danilo como candidato único del PLD. tras cercenar la democracia interna reservándose prácticamente todas las candidaturas congresuales y municipales sin importarle que con ello también violaba la Constitución que consagra el derecho de “elegir y ser elegido” de todos los ciudadanos.

Había que ver el rostro de Leonel. Era un poema… (El León quedó sin melena y sin el rugido que lo consagraba Rey de la Selva política del país)

No creo que había que golpearlo una y otra vez después de haberlo tirado en la lona política con un nocaut fulminante. Fue abusivo seguir dándole trompadas y patadas a un hombre indefenso que sangraba por boca y nariz provocando la ira de los espectadores.  El árbitro, de haber habido uno, tenía que  detener el combate. Pero nadie lo hizo…

Hoy Leonel está derrotado. Se vio obligado a colgar los guantes políticos.

Tal vez peque de ingenuo de nuevo, tal vez no sepa que no será presidente del PLD por mucho tiempo, que no continuará teniendo control en las Altas Cortes, ni una cuota importante en el Congreso, que  Danilo seguirá golpeándolo a pesar de estar tirado en la lona inconsciente por todos los golpes recibidos.

Y si logra reelegirse, terminará rematándolo para que no se levante nunca más.

La promesa de Danilo de no presentarse como candidato si gana las elecciones, es un caramelo envenenado. En el 2020, si se reelige, cosa que dudo, sus ministros, senadores, diputados y periodistas pagados, estarán montando la campaña para el “vuelve y vuelve” acostumbrado.

Con Leonel aniquilado, sin esa amenaza perturbadora en el PLD y el país, Danilo está aniquilando el sistema de partidos comprando al PRD y al Reformista. Y para concluir su obra maestra, se lanzara con todos sus cañones por tierra, mar y aire,  contra Luís Abinader y el Partido Revolucionario Moderno, únicos obstáculos para convertirse en el “Trujillo del Siglo 21”.

Como puede verse, lo de Danilo no es venganza, es línea política diseñada para mantenerse en el poder todo el tiempo que el pueblo se lo permita.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *