Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Miércoles 21 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

La víctima del ataque racista en un vuelo de Ryanair rompe el silencio

La víctima del ataque racista en un vuelo de Ryanair rompe el silencio
La víctima del ataque racista en un vuelo de Ryanair rompe el silencio

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La víctima de un ataque verbal racista ocurrido el pasado viernes a bordo de un avión de la aerolínea Ryanair, durante el cual un pasajero la llamó «fea, negra bastarda» y la obligó a cambiarse de asiento, reveló en una entrevista al canal británico ITV las secuelas emocionales que le dejó el incidente, por culpa de las cuales no puede comer ni dormir con normalidad.

«Me quedé pasmada, suelo viajar mucho y nadie jamás me había dicho semejantes palabras», expresó Delsie Gayle, una jubilada jamaiquina discapacitada de 77 años de edad. Y prosiguió: «Me siento muy decaída», porque «pagué por mi pasaje para ir de vacaciones» al igual que el pasajero agresivo, entonces «¿por qué el hombre abusa de mí por el color de mi piel?»

«Lo hizo conmigo y se salió con la suya», por lo cual «lo hará con alguien más», se lamenta la mujer, que ese día regresaba de un viaje a la Costa Brava (España) organizado por su hija para levantarle el ánimo, dado que dentro de poco se cumplirá el primer aniversario del fallecimiento de su marido, con quien había vivido por más de 50 años.

«Estoy deprimida porque perdí a mi marido», de modo que «simplemente me quedo sentada en casa, llorando, y no salgo», pero «mi hija me invitó a esas vacaciones de tres días y acepté acompañarla», relató. Y agregó: «Voy a la cama y digo ‘¿qué he hecho?’ No he hecho nada para que me ataques». «¿Fui abusada de semejante manera por el color de mi piel?», se preguntó.

Gayle criticó la impasibilidad con la que los asistentes de vuelo de Ryanair manejaron la situación, mientras que su hija expresó estar sorprendida de que, en vez de frenar el comportamiento abusivo del pasajero, la tripulación decidió cambiar de asiento a su madre.

Las mujeres sostienen que hasta el momento la compañía aérea no las ha contactado, mientras que en la cuenta de Twitter de la aerolínea indicaron estar al tanto del incidente y que el caso fue reportado a la Policía de Essex (Reino Unido).

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *