En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Lágrimas y oraciones por las víctimas del hotel Montana de Puerto Príncipe

Lágrimas y oraciones por las víctimas del hotel Montana de Puerto Príncipe
Lágrimas y oraciones por las víctimas del hotel Montana de Puerto Príncipe

Rescatar persona con vida era su objetivo

PUERTO PRÍNCIPE.- Los familiares de las 90 personas que perdieron la vida en el hotel Montana de Puerto Príncipe, destruido por el terremoto del 12 de enero de 2010, lloraron hoy su pérdida y rezaron por su descanso en un emotivo homenaje en el que estuvieron acompañados por aquellos que sobrevivieron a la tragedia.

Junto a ellos, representantes de la ONG española Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF), los primeros en prestar auxilio a las víctimas aquel fatídico 12 de enero de 2010, rememoraron los instantes en los que, en apenas unos segundos, la vida de miles de haitianos quedó marcada para siempre.

Nadine Cardozo, propietaria del hotel Montana, llevaba días dedicada a acondicionar una de las zonas desescombradas del que fue su negocio para recibir a las familias de los fallecidos, llegadas desde distintos puntos del país y de otros lugares como Estados Unidos.

Ella misma sufrió las consecuencias del terremoto que la dejó enterrada durante días hasta que fue rescatada gracias al empeño y la intuición de su hijo, Silvanh, que se negó en todo momento a abandonar su búsqueda.

Tres sacerdotes oficiaron la misa en la que se leyeron, en inglés, francés y español, pasajes del Evangelio acompañados de reflexiones y de cánticos.

Con la ciudad de Puerto Príncipe de fondo, el sonido de una campana rompió el profundo silencio que envolvió en todo momento la ceremonia, en la que también hubo lugar para escuchar las palabras de algunos de los que sufrieron la tragedia en primera persona.

Firme ante el dolor y los recuerdos, Nadine agradeció la rápida actuación de los equipos de rescate, la ayuda internacional, y el apoyo que tanto ella como su familia, aseguró, no han dejado de recibir desde entonces.

Su hijo se emocionó al agradecer al equipo de BUSF allí presente el haberle devuelto con vida a su madre, cinco días después de que el hotel quedara reducido a un montón de escombros.

Con un fuerte abrazo, los integrantes de la ONG española, a los que el joven afirmó que sentía como parte de su familia, le agradecieron sus palabras, porque “ese sentimiento es compartido”, tal y como expresó después su máximo responsable, Ángel García Lorite.

Miembros de otras ONG se acercaron también al hotel Montana desde otras zonas de Puerto Príncipe para rendir su homenaje a las personas que allí perdieron la vida.

Tras el acto solemne, los familiares encendieron velas blancas y caminaron juntos hasta un pequeño jardín en el que se ha levantado un pequeño monumento con la frase, grabada en una losa blanca, “In memoriam. 12 Janvier 2010”.

Entre lágrimas y abrazos, las familias y los supervivientes hicieron volar globos blancos que ascendieron hasta el cielo de la capital haitiana.

Después, la parte más elevada del Montana, reconstruida en estos meses gracias a la fortaleza y decisión de su dueña, acogió una velada en la que los asistentes intercambiaron sentimientos y se arroparon mutuamente.

Puerto Príncipe permaneció en silencio y prácticamente vacía durante la jornada en la que se conmemoró el primer aniversario del terremoto.

Los haitianos que salieron a la calle lo hicieron para recordar en las iglesias a las 300.000 personas que perdieron la vida.

Los establecimientos permanecieron cerrados durante todo el día y las emisoras de radio emitieron programas especiales.

La jornada, declarada “de recuerdo y de recogimiento” y no laborable, se completó con actividades culturales que continuarán hasta finales de enero para conmemorar una catástrofe de incalculables dimensiones.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *