En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Las autoridades de transición en Libia analizan ampliar el mandato de la OTAN

Las autoridades de transición en Libia analizan ampliar el mandato de la OTAN
Las autoridades de transición en Libia analizan ampliar el mandato de la OTAN

Armas de Libia

NACIONES UNIDAS.- Las autoridades de transición en Libia consideran que el 31 de octubre es la fecha “lógica” para que finalice el mandato del Consejo de Seguridad a la OTAN, aunque no descartan pedir una ampliación con base a la situación de seguridad del país, dijo hoy el embajador adjunto de ese país norteafricano, Ibrahim Dabashi.

Durante su intervención ante el Consejo de Seguridad, que hoy debatió la situación Libia, Dabashi se refirió a que el CNT “evalúa” algunas ideas sobre la seguridad del país, incluidas las fronteras, por lo que todavía no han tomado una decisión final.

“El día 31 de octubre es la fecha lógica para terminar ese mandato, pero en ausencia de una decisión del Consejo Nacional de Transición (CNT)” aún evalúan si pedirán una ampliación, dijo el diplomático libio.

En Libia, el presidente del CNT, Mustafa Abdulyalil, pidió a la OTAN que continúe su operación en Libia hasta final de año, coincidiendo con el día en que, en Bruselas, la Alianza Atlántica optó por posponer su decisión final sobre la permanencia de su misión en el país africano.

La OTAN tenía previsto culminar el operativo militar el último día de este mes.

“Los libios quieren que la zona de exclusión aérea sobre Libia y el mandato del Consejo de Seguridad para proteger a los civiles termine tan pronto como sea posible”, dijo el diplomático libio al Consejo.

Asimismo, señaló que “los libios por naturaleza odian cualquier interferencia en la soberanía y consideran la presencia extranjera en nuestro espacio como una clase de interferencia en esa soberanía, aunque sabemos que eso fue inevitable e indispensable”.

El Consejo aprobó en marzo pasado una resolución, con la abstención de Rusia y China, que permitía el uso de la fuerza para proteger a la población civil libia de los ataques de las fuerzas de Muamar el Gadafi y detener así su ofensiva contra los rebeldes alzados contra su régimen.

También permitía la imposición de una zona de exclusión aérea, una tarea para la que se dio mandato a la OTAN.

Los integrantes del máximo órgano de seguridad de Naciones Unidas llevan varios días negociando una propuesta de Rusia para poner fin a esas resoluciones adoptadas al inicio de la revolución libia.

Dabashi se refirió también a la captura y muerte de Gadafi ocurrida la semana pasada, y señaló que la muerte del dictador ocurrió “por las heridas en el abdomen y en la cabeza” que sufrió antes de ser apresado, al tiempo que señaló que, según los informes preliminares, “ningún miliciano le disparó después de haber sido arrestado”.

Por su parte, el representante especial de la ONU para Libia, Ian Martin, pidió a la comunidad internacional que sigan manteniendo el apoyo a ese país en plena transición política “después de cuatro décadas de dictadura brutal y de un gobierno autocrático que desperdició el potencial de toda una generación”.

Martin se refirió igualmente a que la situación sigue siendo volátil en el sur de Libia, debido a las rivalidades étnicas y políticas en un lugar del país africano con una presencia previa limitada del Estado.

El representante especial de la ONU expresó también su preocupación por la situación de derechos humanos en el país africano y señaló que Gadafi y su hijo Motasim, “fueron maltratados y asesinados en circunstancias que tienen que ser investigadas”, al igual que otros crímenes de guerra que gadafistas y rebeldes habrían cometido durante la batalla final de Sirte.

También se refirió a que corresponde al CNT la responsabilidad de encontrar y llevar ante la justicia a Saif Al Islam Gadafi y a Abdulá Al Senusi, el hijo mayor y el cuñado del fallecido dictador, al tiempo que recordó a las nuevas autoridades libias que tienen que tratarlos de acuerdo con la ley humanitaria internacional.

Otro asunto de preocupación para la ONU son los arsenales acumulados por el régimen de Gadafi, que “ahora suponen una amenaza para Libia y la región”, y pese a que las fuerzas de seguridad del CNT tienen bajo control buena parte de los sitios en que se guardaba material químico y nuclear, aunque se esperan que aparezcan otros nunca declarados por la dictadura.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *