En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Las manos duras de Barretto aún resuenan cinco años después de su muerte

Las manos duras de Barretto aún resuenan cinco años después de su muerte
Las manos duras de Barretto aún resuenan cinco años después de su muerte

Ray Barretto

SAN JUAN, Puerto Rico.- El retumbar de las congas que repicó el fallecido percusionista boricua Ray Barretto, “El Rey de las Manos Duras”, aún resuena entre sus seguidores al cumplirse mañana cinco años de su muerte.

El cantante Adalberto Santiago, quien grabó junto a Barretto su primera producción con el sello Fania Records, “Acid”, en 1967, destacó hoy a Efe el gran valor de la aportación musical de quien fue su compañero de orquesta y que murió cuando tenía 76 años en el centro médico de la Universidad de Hackensack (Nueva Jersey).

“La música es algo que se mete por dentro y el público a veces no sabe de dónde salió. A veces era algo espiritual lo que demostraba el maestro Barretto (1929-2006)”, enfatizó Santiago.

Barretto comenzó escuchando el fino jazz de los también fenecidos percusionistas cubano Luciano “Chano” Pozo (1915-1948) y estadounidense Dizzy Gillespie (1917-1993) estando en una base del Ejército de los Estados Unidos en Alemania.

En 1949, al concluir sus compromisos con las Fuerzas Armadas, Barretto regresó a Nueva York para iniciar su carrera musical fusionando el jazz estadounidense con los ritmos caribeños, abriéndose paso entre los jóvenes músicos de la época en los barrios neoyorquinos, según documenta el libro “Historia de la salsa”, del sociólogo y periodista puertorriqueño Hiram Guadalupe.

Seis años más tarde de retirarse del Ejército, Barretto tuvo la oportunidad de grabar su primer disco, “Wine Woman y Cha Cha Chá”, con la orquesta de José Curbelo, y dos años después se convirtió en el principal conguero del legendario timbalero boricua Tito Puente al reemplazar al cubano Mongo Santamaría (1917-2003).

Estando con Puente, conocido como “El rey del timbal”, trabajó en la producción “Dance Mania”, pero en 1961 decidió abandonar la orquesta por diferencias con el mencionado director.

Luego, Barretto tocó con otras reconocidas figuras del jazz como Max Roach, Charlie Parker, Art Blakey, Cal Tjader y Gillespie.

A finales del 1961, el empresario Orrin Keepnews y su compañía Riverside Records, le ofrecieron a Barretto grabar su primer disco propio y fundar la orquesta Charanga Moderna.

Junto a su agrupación lanzó los discos “Pachanga with Barretto”, “Latino” y “Charanga moderna”, que incluyó el éxito “El watusi”, para el cual se inspiró en un baile que hacían en el legendario club El Palladium en Nueva York.

Barretto grabó posteriormente otros discos, entre ellos, “Encendido otra vez”, “La moderna de siempre”, “Guajira y guagancó”, “El ‘Ray’ criollo”, “Señor 007”, “Latino soul” y “Viva Watusi”.

En 1967 firmó un contrato con la compañía Fania Records, fundada por el empresario Jerry Masucci y Johnny Pacheco.

La primera producción que Barretto grabó bajo la Fania fue “Acid”, con Adalberto Santiago, con quien lanzó otros discos como “Power”, “Together”, “Que viva la música” y “The other road”.

Pero no fue sino hasta que produjo “Indestructible”, que contó con la participación del cantante Tito Allen, quien reemplazó a Santiago, que la carrera de Barretto tomó un giro magistral.

Las últimas producciones de Barretto fueron “Rhythm of Live”; “Tremendo trío”, junto a Celia Cruz y Adalberto Santiago; “Todo se va a poder”; “Aquí se puede”; “Ritmo en el corazón”; “Irresistible” y “Soy dichoso”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *