En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Las protestas en Egipto ponen fin a la herencia del poder, según analistas

Las protestas en Egipto ponen fin a la herencia del poder, según analistas
Las protestas en Egipto ponen fin a la herencia del poder, según analistas

Hosni Mubarak

El Cairo.- Las manifestaciones de protesta contra el régimen egipcio, calificadas como un “levantamiento popular”, han puesto fin la posibilidad de que el presidente Hosni Mubarak pueda entregar el poder a su hijo Gamal, coinciden analistas políticos.

“Creo que el levantamiento popular ha puesto fin, en un noventa por ciento, a la llegada de Gamal Mubarak al poder”, aseguró a Efe el analista Refat el Sayed Ahmed, director del centro de estudios políticos Yafa.

Decenas de miles de ciudadanos egipcios se manifestaron en los últimos dos días para exigir una serie de reformas políticas en el régimen de Mubarak, que se mantiene firme en el poder desde 1981.

Hasta el momento, al menos seis personas perecieron en las protestas, que brotaron en distintos lugares del país al calor de las manifestaciones en Túnez que el 14 de enero terminaron con la presidencia de Zine El Abidine Ben Ali.

“El primer fruto obtenido por los mártires en este levantamiento popular será que el heredero (del poder) no vendrá y el segundo será la posibilidad de que el propio presidente no se presente otra vez a las elecciones”, añadió.

Hosni Mubarak no se ha pronunciado nunca sobre su posible sucesor ni sobre si se presentará o no a las elecciones presidenciales de septiembre próximo, pero en los medios políticos se considera a su hijo menor, Gamal, como uno de los más firmes candidatos.

A pesar de que ni Mubarak ni su hijo han hablado abiertamente de la sucesión a la presidencia del país, “las presiones y la insistencia en hacer heredar el poder” han causado “esta explosión popular”, según Ahmed.

Uno de los frutos de las protestas puede ser que Mubarak efectúe reformas en las leyes electorales para que se permita la elección de una persona de su propio régimen, agregó.

Otras consecuencias pueden ser la formación de un Gobierno de “socorro nacional”, que represente a todas las tendencias políticas, y la disolución del Parlamento, que fue elegido en unos comicios disputados en noviembre y diciembre plagados de denuncias de fraude.

Todo eso pasará en caso de que las manifestaciones continúen, algo que, según el analista, depende de los dirigentes de los partidos opositores, los Hermanos Musulmanes y los movimientos capaces a la movilizar a la gente en la calle, y su disposición a hacer sacrificios.

“Pero si son como Mohamed El Baradei, que quiere dirigir un levantamiento desde su granja, a través de Facebook y sin salir a las manifestaciones, este levantamiento fracasará y la consecuencia será mucho más amarga”, previó Ahmed.

Por su parte, otro comentarista egipcio de relieve internacional, Mohamed Salah, cree que el régimen, representado en el Gobierno y en el Partido Nacional Democrático (PND), está totalmente ausente de los sucesos y no quiere entender “el estado de ira en el que se encuentra el pueblo”.

Hasta el momento, el presidente Mubarak no se ha pronunciado sobre las manifestaciones y la única reacción oficial ha sido del Ministerio del Interior y de dirigentes del PND.

“Si los dirigentes en el Gobierno y en el PND siguen sin entender el mensaje, Mubarak se presentará a las elecciones presidenciales”, afirmó Salah, jefe de la oficina en Egipto del diario internacional árabe “Al Hayat”.

Pero, al igual que Ahmed, Salah piensa que las manifestaciones “sí han anulado cualquier intención de que Gamal herede el poder”.

Los dos analistas coinciden en que los “errores” del régimen en el tratamiento de las pasadas elecciones parlamentarias, en las que el PND consiguió la mayoría de los asientos, han allanado el camino a las manifestaciones de ahora.

Entre estos “errores” citan la falsificación de los resultados y dominio del PND del Parlamento sin dejar ningún escaño al principal grupo de la oposición, los Hermanos Musulmanes.

“Si hubieran acogido a la oposición, ésta no se habría dirigido a la calle”, dijo Salah, también especialista en grupos islámicos. Pero también insistió en que estas protestas son del pueblo y no de los Hermanos Musulmanes, tal y como asegura el Gobierno.

Según el análisis del Ministerio del Interior, el grupo ilegalizado de los Hermanos Musulmanes se han filtrado entre los manifestantes para lograr sus objetivos políticos.

Sean los Hermanos o no quienes están detrás del levantamiento popular egipcio, lo cierto es que “el viento de Túnez ha influido sin duda” entre los ciudadanos de este país, según Salah.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *