Ir arriba
Miércoles 12 de agosto, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados
  • Nuevos casos
  • Fallecidos total
  • Nuevos fallecidos
  • Recuperados
  • Críticos
  • Pruebas
<< Mapa interactivo >>

Las tormentas a enfrentar por el nuevo gobierno dominicano

Las tormentas a enfrentar por el nuevo gobierno dominicano
Narciso Isa Conde

La experiencia dominicana en tiempo de COVID 19 es particular, pero no deja de tener bastantes lugares comunes con las de otros países latino-caribeños azotados por el  huracán de la recolonización neoliberal; desnudada y profundizada la multi-crisis que los afecta por los múltiples impactos de la referida pandemia en expansión.

Vale, por tanto, dar a  conocer  al mundo el tratamiento dado por la clase dominante-gobernante  a esta nueva situación, precisamente para obtener las lecciones que permitan desechar rutas inapropiadas, peligros mayores y sobre todo algunas  de sus fatales consecuencias ahora en fase de despliegue y en asecho del nuevo gobierno.

  • ELECCIONES CON COVID Y FRACASO DE LA APERTURA ECONÓMICA.

La República Dominicana,  movida por intereses espurios, imitó a otros países del planeta en lo que podría llamarse una apertura económica precipitada, inoportuna, a destiempo y muy mal manejada.

Pero no solo.

En medio de la reactivación de la economía, evidentes las señales de que la pandemia no estaba en picada, gobierno y oposición optaron por convocar las elecciones presidenciales y congresuales para el pasado 5 de julio; emprendiendo una campaña electoral, organizando unas votaciones y realizando celebraciones, con tales niveles de irresponsabilidad, que han metido  nuestro país en un peligroso rebrote de la Covid 19.

Las prioridades fueron decididas por el afán de lucro del gran capital privado y por las ambiciones de la partidocracia tradicional.

La salud de la sociedad agredida por el virus fue totalmente relegada.

Las elecciones se vendieron como un proceso ejemplar  en el que la democracia desafiaba dignamente a la nueva pandemia.

  • CONSECUENCIAS FATALES.

Pero las consecuencias ya son inocultables

El contagio se expandió, con un fuerte impacto en la pobrecía.

Los hospitales públicos y privados se saturaron.

La positividad, relación entre pruebas realizadas y contagios comprobados, creció  rondando el 30%.

Las muertes por día rompieron todos los récords anteriores y sobrepasando los mil fallecimientos  superamos por mucho a todos los países del Caribe Insular, por separado y juntos.

A más Covid menos economía, registrándose el fracaso de la apertura escalonada y presentándose un descontrol sanitario realmente dramático, junto a una profundización brutal del proceso de empobrecimiento de gran parte de la sociedad a consecuencia de las suspensiones masivas de trabajadores formales,  el desplome de los medios de subsistencia de la masa laboral informal y el cuentapropismo, y la quiebra de un gran número de micro y pequeñas empresas

Los vaticinios iniciales del FMI, BM y CEPAL, anunciando una caída del PBI al solo 0%, ha tenido que ser reajustados. Ahora se habla de un  -5.3% y pronto tendrán que decir que el descrecimiento empeorará.

La supuesta fortaleza comparativa de la República Dominicana respecto al resto de la región, era pura ficción propagandística.

El caso dominicano confirma que los mejores socios de la Covid 19 y de cualquier virus -inducido o no, natural o manipulado en  laboratorios- que resulte del desmadre de la madre naturaleza y/o de los procesos degradantes del capitalismo, son fácilmente identificables:

  • El poder empobrecedor y depredador del capital centrado siempre en obtener el máximo de ganancias, despreciando las necesidades de los seres humanos. Factor activo tanto antes como en medio de las epidemias y pandemias agravantes de las carencias acumuladas.
  • La auto-alienación de partidocracias movidas por la ambición de dinero y de poder.
  • La salud como negocio que termina tragándose la salud como derecho y como servicio público, imponiendo un sistema estructurado para prolongar la vida de los enfermos convertidos fármacos-dependientes.
  • La suma de poca alimentación, en una parte de los casos, y de una pésima alimentación (rebosada de tóxicos), en casi todos los casos; la contaminación y el mal trato de la naturaleza humana y no humana. Traducido todo esto en desnutrición, obesidad, diabetes, trastornos cardiovasculares, deficiencias hepáticas, cánceres, sistema inmunológico deprimido, asma, deficiencias pulmonares e infecciones.

Las fuerzas  política contendientes en los recientes comicios, desde diferentes ángulos,  han actuado históricamente y en el presente como aliados de los socios de este tipo de virosis, o como protagonistas de las consecuencias fatales ocasionadas por su profundo desprecio por la salud colectiva y su espuria tozudez para entender la importancia de controlar y revertir la pandemia como condición para proceder a normalizar paulatinamente la economía.

  • LOS DESACIERTOS SE PAGAN.

Sí, los desaciertos se pagan, ya se cometan ejerciendo el gobierno o actuando  desde la oposición a él; y esto es válido para quienes ganaron estas elecciones y conformaran el nuevo gobierno del Partido Revolucionario Moderno-PRM que presidirá Luis Abinader.

En este contexto la nueva administración tendrá que enfrentar  las tormentas que esta mega-crisis está  generando:

-La de la Covid 19 en expansión, desbordada y fuera de control.

-La tormenta social que se gesta con el incremento exponencial del desempleo, el empobrecimiento extremo de los empobrecidos, las quiebras, las penurias y el hambre; a ser agravadas por la imposiciones del FMI, BM y EEUU.

-La tormenta contra la corrupción y la impunidad acumulada durante medio siglo; potenciada ahora por  la promesa de transparencia, justicia y cambio sin base real.

-La tormenta ambiental que brota de largos años de depredación, contaminación y saqueo provocado por la burguesía transnacional y local en que también se sustenta el nuevo Gobierno; proceso pendiente de una mayor profundización a consecuencia de los nuevos planes mineros.

-La tormenta feminista contra los feminicidios, la violencia impune y la negación de derechos auspiciada por un capitalismo, una partidocracia y un sistema de dominación profundamente machista y conservador; opresión agravada en tiempo de Covid.

Esa confrontación es absolutamente inevitable.

-->
Suscríbete a (Noticias SIN) y Súmate a las transmisiones en vivo a través de nuestro canal de Youtube y todas nuestras redes sociales. ¡Noticias SIN gira a la par del mundo!
Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *