X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Sábado 23 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 199,672
  • Nuevos casos 1,549
  • Fallecidos total 2,482
  • Nuevos fallecidos 12
  • Recuperados 146,020
  • Críticos
  • Pruebas 981,506
<< Mapa interactivo >>

Leonel, “el PLD borracho de poder, murió de éxitos”

Leonel, “el PLD borracho de poder, murió de éxitos”

 Leonel Fernandez conoce muy bien la esencia y vicios del PLD; lo condujo a su manera, dentro y fuera del poder, alrededor de veinte años; hace apenas unos meses, muy enojado, lo abandonó porque no lo eligieron candidato a la presidencia. Recientemente, confesó públicamente, que ese partido “sufría las consecuencias de haberse emborrachado   de poder”, “que murió de éxito y perdió perspectiva, por lo que hoy están pasando un momento lamentable” ¿Sintetiza su legado? Ojalá lo desglose.

Leonel ingresó al PLD hace 46 años; su fundador, Juan Bosch, quien abogaba por quitar las diferencias entre los ricos, “tutumpotes”, y los pobres, “hijos de machepa”, lo consideró   una esperanza para cerrar esa brecha; “es una minita”, dijo.

Tras Bosh fallecer, Leonel tomó las riendas del partido; logró ser presidente de la República en tres periodos. En el primero, estableció FUNGLODE, asegurando contactos con poderosos; le gustan las alturas; la base, los pobres, los visita cuando necesita su voto y con promesas y palabras bonitas, los impresiona; pero, no ha pensado en un Funglode para ellos, que los saques de la miseria.

Le he dado seguimiento a Leonel, por la confianza que Bosch le tenía; mi olfato de campesina no falla; algo me decía que   esa “minita” podía hacer una explosión catastrófica.

Nací y me crie en el campo, rodeada de árboles, animales; viendo hacer producir la tierra; eso me dio la oportunidad de aprender lo que significa la caída de la lluvia en la siembra, gallinas cascareando, burros rebuznando, campesinos cantando, etc.; era difícil distinguir el propietario de la finca, de los laboriosos campesinos labrando la tierra. Con ese marco de referencia, pondero las actitudes y acciones de los líderes políticos; el estilo de Leonel “conceptualizando” más que actuando, me ha preocupado siempre.

Para los pobres elevar su nivel de vida, necesitan líderes que actúen, que lo   ayuden; muchos con débil personalidad, cuando llegan al poder, cambian de rumbo para acercarse a poderosos y exhibirse como tales; sin ningún pudor, dejan al descubierto sus ambiciones personales, olvidan los infelices. Sin lugar a duda, Leonel, de origen humilde, logró sus éxitos y riquezas dentro de ese partido cuyas directrices ayudó a trazar y que hoy desprecia; donde muchos “llegaron en chancleta y ahora andan en jeepeta”.

Leonel dice que “el PLD se emborrachó de éxitos, perdieron la perspectiva” pero muchos de sus líderes se mantuvieron lucidos y estaban preocupados; de ahí que cuando Leonel quiso volver a ser el candidato presidencial, se opusieron; buscaron darle oportunidad a otros, que enderezaran el rumbo. Leonel, quien se consideraba lo máximo, salió disgustado; formó otro partido y coqueteo de forma aviesa, a la vista de todos, con el PRM; quería castigar el PLD, debilitarlo, hacerlo perder prestigio y las elecciones. Tarea fácil, para quien era su cabecilla y conoce sus interioridades.

En la madrugada de ayer, peledeistas fueron sacados de sus hogares y llevados a prisión; fue cuando Leonel reaccionó diciendo que “el PLD, emborrachado de poder, murió de éxitos, perdieron las perspectivas y están pasando por un momento lamentable”. Desde la mecedora de mi abuelo, intento entenderlo.  Fue presidente del PLD, alrededor de veinte años y hace unos meses salió del mismo, entonces ¿Quién los enseñó a   emborracharse de éxitos y perder la perspectiva? Eso no se logra en meses.

Parecería que Leonel, en sus mandatos, no solo emborrachó de éxitos y poder a la mayoría de la cúpula, sino que salió muy “ajumado”; pues, hoy, todos sufren las consecuencias de tomar su medicamento, de seguir sus lineamientos. Ojalá que, con su salida del partido, los peledeístas puedan recuperarse, desintoxicarse y despejar el escenario.

 Pido a Dios, que Leonel descontinúe el uso de ese toxico en la llamada Fuerza del Pueblo, donde muchos ya han llegado “borrachos de éxitos y poder”; debe buscar que se perciba como “una minita” de metales preciosos, y no como un depósito para proteger objetos que han perdido valor; ojala no contamine al   PRM, en su intento de usarlo como bastón; puede provocarle una caída mortal, que afectaría toda la nación.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *