En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Leprocomio Abandonado: Conozca la triste realidad que viven pacientes de lepra

Leprocomio Abandonado: Conozca la triste realidad que viven pacientes de lepra
Leprocomio Abandonado: Conozca la triste realidad que viven pacientes de lepra

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La responsabilidad de combatir la Lepra no solo recae sobre el Leprocomio como único centro especializado del país.

Esta lucha también se basa en desmontar los mitos que han acompañado a esta enfermedad provocando un estigma social para quienes la padecen.

Domingo Puello, de 82 años de edad, fue diagnosticado en 1962 con la enfermedad de Lepra. Nunca imaginó que le cambiaría su vida, generándole heridas emocionales que lo marcarían para siempre.

Si bien es cierto que los prejuicios relacionados con esta enfermedad han disminuido, todavía y a pesar de los avances, las personas afectadas tienen que seguir luchando contra el rechazo social que despierta su padecimiento.

En la mayoría de los casos, estas personas no pueden valerse por sí mismas, por lo que no se incorporan a un trabajo productivo dentro de la sociedad. Debido a los problemas de salud producto de esta enfermedad al no ser tratada a tiempo, los costos económicos constituyen un problema sanitario de primer orden.

Con el transcurso de los años, Domingo ha perdido la mayoría de sus dedos, un brazo y una pierna, lo que lo ha condenado a una silla de ruedas.

Otro caso desolador es el de Edwin Peña, quien perdió la vista hace cinco años a causa de esta enfermedad.

Lourdes Rodríguez fue diagnostica a los 8 años. No ha visto a su familia desde que fue  acogida en el Leprocomio hace años.

Son muchos los mitos que se han tejido en torno a esta enfermedad. Desde los tiempos bíblicos, era consideraba como una consecuencia del pecado.

Contrario a estas creencias, la lepra no proviene de ningún castigo divino, ni tampoco se contrae tan fácilmente.

Por lo que el aislamiento de las personas  en “colonias de leprosos” es innecesario.

Los que han dedicado su vida a trabajar en el Leprocomio aspiran a que el Ministerio de Salud Publica ayude a erradicar los diferentes mitos sobre la lepra y a promover la no discriminación.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *