En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

"Limitless", una película fallida para el lucimiento de Bradley Cooper

"Limitless", una película fallida para el lucimiento de Bradley Cooper

Limitless

EE.UU.- Bradley Cooper es el nuevo guapo oficial de Hollywood y “Limitless” el último vehículo para su lucimiento, una historia que tiene un original punto de partida pero que se pierde en una enrevesada narración de la que el director no sabe cómo salir.

Cooper es Eddie, un joven aspirante a escritor falto de ideas, de dinero y de planes de futuro. Su novia le acaba de dejar. Le van a echar de su apartamento por falta de pago y no es capaz de escribir una sola línea de la novela por la que le han pagado un adelanto del que no queda ni el recuerdo.

Pero un encuentro fortuito con su excuñado le cambiará la vida mediante una nueva droga que potencia la actividad del cerebro hasta extremos que le permitirán convertirse en un poderoso gurú de las finanzas y en un genio como escritor.

Con una estética moderna, un ritmo a ratos vertiginoso y unas interpretaciones adecuadas, “Limitless” podría haber sido una estupenda historia de entretenimiento, con las dosis necesarias de originalidad y de caras conocidas -Robert de Niro acompaña a Cooper en un papel secundario-.

Pero el director, Neil Burger (“The Illusionist), arriesga con un “in crescendo” tan temprano que se hace eterno y que no sabe resolver en una narración farragosa y acelerada para un thriller que hubiera necesitado un poco más de respiro y reposo.

Basada en una novela de éxito, “Limitless” es entretenida pero decepciona en tanto en cuanto es previsible en cada paso de su evolución, que juega a no esconder nada y a explotar el tirón popular de un Cooper en ascenso.

El actor de “The Hangover” pone ganas en su papel y es probablemente lo mejor de una película en la que De Niro se limita a poner su presencia, sin prestar mucha atención a lo que hace.

En resumen, un “thriller” que se queda muy por debajo de las espectativas que genera con un original planteamiento y en el que la presencia de Cooper es lo más destacable.

Suficiente además para recaudar más de 80 millones de dólares en las tres semanas que lleva en exhibición en Estados Unidos.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *