En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Lo de Dovicon no tenía madre

El ministerio de Obras Públicas merece un reconocimiento por haber rescindido el contrato que su antecesor Víctor Díaz Rúa había otorgado a una empresa denominada Dominicana de Vías Concesionarias (DOVICON) para que se ganara más de 3 mil millones de dólares en 30 años, al través del cobro de los peajes de las principales carreteras del país.

Al informar sobre la decisión el ministro Gonzalo Castillo señaló que de esa forma el Estado se queda con unos 70 millones de dólares anuales que ahora se podrán gestionar e invertir con transparencia para beneficio de todos los dominicanos y dominicanas.

Pero el reconocimiento sería mayor si el funcionario hubiese presentado un informe pormenorizado que pudiera justificar el pago de 70 millones de dólares por las inversiones que supuestamente había hecho la empresa para cumplir la responsabilidad de ampliación, reparación y mantenimiento de las tres principales vías del país.

Lo peor de todo es que a la DOVICON se le pagará también una indemnización de 65 millones de dólares por la rescisión del contrato, por lo que la erogación total será de 135 millones de dólares, equivalentes a más de 5 mil 400 millones de pesos que tienen toda la configuración de una enorme estafa en perjuicio de este pueblo pobre que todavía vive en precariedad de agua potable, energía eléctrica, alcantarillados, escuelas, hospitales, viviendas y transporte.

Nos encontramos ante un escándalo de dimensiones similares al histórico caso de la Sun Land Corporation, a la que el presidente Leonel Fernández y su ministro Félix Bautista entregaron pagarés por 130 millones de dólares para venderlos en el mercado internacional y usufructuar ese dinero, bajo el entendido de que sería invertido en una serie de obras que no ejecutaron.

A diferencia de lo que ocurrió cuando trascendió el financiamiento clandestino, al margen del Congreso Nacional, esta vez casi nadie ha expresado consternación. Unos pocos periodistas y medios y la Asociación de Empresas Industriales de Herrera han expresado indignación y reclamado transparencia total.

No es sólo que a este país le deben la justificación de las supuestas inversiones, sino una explicación, que debía ser casi denuncia judicial, de cómo fue posible que se otorgara un contrato tan grosero, con la consiguiente identificación de los accionistas y ejecutivos de la empresa, que según se tiene entendido son colombianos y dominicanos.

La normalidad con que hemos asumido ese pago de 135 millones de dólares, es un indicio contundente de que aquí perdimos la capacidad de asombro. Ni siquiera hay oposición política en capacidad de clamar sanciones. Tampoco un Congreso Nacional vigilante que cumpla su responsabilidad de fiscalización y representación, en vez de estar engrosando barrilitos y cofrecitos para repartir migajas y traficar con la miseria.

Si se le suman unos 50 millones de dólares que en los meses finales del año pasado hubo que pagar como indemnización a otra concesionaria de carreteras (CODACSA) a la que también se le rescindió un contrato, el monto de pérdidas asciende a 185 millones de dólares, más de 7 mil 400 millones de pesos.

En ambos casos se trató de contratos amarrados con los funcionarios de turno, tráfico de influencia, negocios oscuros de enormes dimensiones, que quedan en la impunidad. Por eso es que esta nación es campeona mundial en corrupción y malversación. Por eso la descomposición se traduce en tanta violencia.

Como consuelo, y en abono del ministro Castillo, hemos sabido de fuentes de total crédito que también ha renegociado el contrato de la carretera Ocoa-Piedra Blanca reduciendo su costo en unos 150 millones de dólares, y la  circunvalación La Romana, Bulevar del Este-Miches con economía de otros 90 millones de dólares. De los brillantes contratos del pasado gobierno. Un ahorro de casi 10 mil millones de pesos.

Los artículos y análisis de Juan Bolívar Díaz se publican todos los domingos en el diario HOY.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Los dominicanos no podemos pasar por alto, la pocilga de gobierno que hizo Leonel. La justicia no sancionara los abusos de poder de Leonel,pero la sociedad debera cobrarle esa deuda.
La gente no se sorprende porque muchos esperan tener esas posibilidades, el pobre tiene la esperanza de ser rico, el sistema no está montado para eso y los políticos trabajan para mantener el sistema.
Eso no es de sorprender, recordemos que nuestro pais ha sido saqueados por un pequeno grupo de seudos dirigentes politicos, que no son mas depradadores del dinero que nosotros pagamos en impuestos.
ESTE GOBIERNO HA HECHO MUCHOS ANUNCIOS, PARA EL BIENESTAR COLECTIVO,PERO MUY POCO SE PONEN EN PRACTICA.SOLAMENTE LOS QUE BENEFICIAN AL GOBIERNO.LOS POBRES CADA DIA SON MAS POBRES Y LOS RICOS MAS RICOS
Este tema esta raro, porque se debe tener presente que Leonel Fernandez explico claramente que se hizo con el dinero que supuestamente dicen se robo, lo que no es así, fue invertido en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *