En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Lo que es igual no es ventaja

Lo que es igual no es ventaja
Juan Taveras Hernández

Juan-TH
Si “Lo que es igual no es ventaja”, si Danilo Medina va rumbo al 100% en las encuestas, si ya ganó antes de celebrar las elecciones, ¿por qué imponer, contra viento y marea, al conteo electrónico de los votos?

Si “Lo que es igual no es trampa”, ¿por qué violar la ley electoral para imponer medidas que favorecen al gobierno creando un manto de dudas y temores sobre la pureza de los comicios? ¡Lo que es trampa jamás podrá ser igual!

Contar los votos, primero manualmente, luego electrónicamente, no le otorga ventajas a ningún partido siempre y cuando los comicios se realicen cumpliendo la ley electoral y los valores éticos que en ella se establecen claramente.

¿Por qué oponerse tan rabiosamente al escrutinio, primero manual, como se ha hecho siempre; y luego electrónico, como por primera vez, se pretende hacer cuando ni siquiera se ha cumplido el calendario de elección y pruebas porque buena parte de los equipos ni siquiera han llegado al país? ¿Será que hay “gato entre macuto”?

Si lo que es igual para las partes no es ventaja para ninguna de ellas, ¿por qué la Junta Central Electoral insiste en implementar un sistema nuevo, sin ninguna experiencia, rechazando el tradicional donde está experimentada? ¡Qué alguien me lo explique porque no lo entiendo!

La JCE está violando la ley 257/97 en artículos importantes, inhabilitándose para continuar dirigiendo el proceso electoral ya que muchas de sus decisiones son ilegales o ilegitimas.

La JCE no actúa como árbitro, que se supone imparcial, como tampoco lo hace el Tribunal Superior Electoral. Ambos –lo dice su práctica- responden a los intereses del Partido de la Liberación Dominicana, al igual que las llamadas Altas Cortes y el Ministerio Público.

El caso de la JCE en estos momentos es altamente peligroso por cuanto ha dejado de ser un órgano colegiado, como lo establece la ley, para adquirir un carácter estrictamente unipersonal. La JCE no es la JCE, es su presidente Roberto Rosario, erigido en “Ley, Batuta y Constitución”, con un poder extraordinario en los medios de comunicación, comparable solo con el que tiene el presidente Danilo Medina que antes tuvo Leonel Fernández.

Me pregunto: ¿Por qué la JCE quiere auditarse a sí misma? ¿Por qué le pone trabas a Participación Ciudadana para que observe las elecciones atribuyéndole en los medios de comunicación que desea sustituirla cuando sabe que no es verdad? ¿Por qué presentar a Participación Ciudadana como una entidad enemiga de la JCE y del gobierno cuando su deseo es, exclusivamente, que las elecciones sean libres, transparentes, equitativas y democráticas?

¿Por qué la JCE no quiere observadores independientes? ¿Por qué si los comicios serán los “más democráticos que ha tenido el país en toda su historia?

¿Por qué no quiere que el 15% de los votos que decidió se contaran manualmente no se haga en los colegios electorales sino en las Juntas Municipales sabiendo que es imposible, que es una invitación al caos y al desorden? ¿Por qué rechazó –con el famoso “tres a dos”- que una institución que no fuera la JCE contara aleatoriamente el 10% en los colegios? ¿Por qué rechazó igualmente la realización de auditorías?

La JCE, al igual que las demás instituciones del Estado debe ser llevada a su propia legalidad.

Insisto, si lo que es igual no es ventaja, si Danilo tiene casi el 100% en las encuestas que controla y paga el Palacio Nacional, ¿por qué oponerse al conteo manual de los votos como se ha hecho siempre? ¿A que le temen? ¿A los resultados del voto secreto rompiendo la percepción otorgándole la victoria a la oposición? ¿A eso le teme la JCE y el hombre del tiburón podrido que echó los principios al zafacón?

Sea como sea, la JCE me tiene chivo al oponerse al cumplimiento de la ley. ( ¿?)

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *