En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Localizan pozo donde la dominicana Ana Quezada sacó cuerpo de Gabriel

Localizan pozo donde la dominicana Ana Quezada sacó cuerpo de Gabriel
Localizan pozo donde la dominicana Ana Quezada sacó cuerpo de Gabriel

REDACCIÓN.- Era la pareja del padre la que tenía a Gabriel. Y ayer fue detenida por la Guardia Civil. El Pescaíto estaba en su maletero, muerto, envuelto en una manta y lleno de barro. Ana Julia Quezada había picado el anzuelo. La Guardia Civil sabía que era ella la principal sospechosa de la desaparición de Gabriel.

Desde el minuto uno, los especialistas de Policía Judicial centraron sus investigaciones en el entorno del niño. “Era muy difícil, prácticamente imposible, que algún desconocido se lo hubiera llevado, a plena luz del día, en un recorrido tan corto y tan apartado”, apuntaron.Los efectivos de la Policía Judicial de Almería recibieron el refuerzo de los especialistas de la UCO, entre ellos algunos de los que habían participado en casos importantes de desaparecidos.

Fue el hallazgo de la ropa del niño por parte de Ana Julia, el pasado 3 de marzo, a más de cuatro kilómetros de distancia de donde desapareció, lo que definitivamente apuntaló las sospechas. Desde ese momento, el control sobre ella fue absoluto.Pero no podían dar un paso en falso.

No sabían el móvil del secuestro y entendían que cualquier error podía provocar un fatal desenlace. Porque los agentes siempre creyeron que Gabriel estaba con vida.Pese al control, los investigadores no avanzaban y el tiempo corría. Por eso, optaron por lanzarle un señuelo para ver si “picaba”. Y picó.

El pasado viernes volvieron a tomarle declaración -en todas mostró una extraordinaria frialdad- y le soltaron el cebo. Y ayer, tras dejar a su pareja y padre del desaparecido, acudió a la zona donde tenía escondido a Gabriel. La Guarda Civil la controlaba a distancia. Sabían que estaba sacando al niño al temer que su escondrijo pudiera ser localizado. Su intención era meterlo en otro pozo en una de las zonas ya rastreadas, para evitar su localización.Pero la Guardia Civil actuó. Interceptó el vehículo y la detuvo. Abrió el maletero y encontró a Gabriel.

Algunos de los agentes rompieron a llorar. Hasta el último minuto estaban convencidos de que vivía.La detención se produjo en la localidad de Vícar (Almería), a unos 60 kilómetros de Las Hortichuelas, lugar donde Gabriel Cruz desapareció el 27 de febrero. Fueron el delegado de Gobierno, el subdelegado de Gobierno en Almería y el teniente coronel de la Guardia Civil encargado del caso quienes comunicaron en persona a los padres de Gabriel el fallecimiento de su hijo y la detención de la pareja del padre.Fuentes de la investigación no descartan que haya más implicados en estos hechos, que Ana Julia tuviera ayuda. Ahora, los agentes tratan de esclarecer el móvil. No se descarta ninguna hipótesis, incluso el móvil económico.

Confían los especialistas en que durante los interrogatorios la detenida confiese y aporte todas las claves del caso. Los investigadores sospechan que Gabriel murió el mismo día de la desaparición. No obstante, evitan especular y atenderán a los datos que puedan llegar una vez que se concrete la autopsia.

FUENTE: EL MUNDO

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *