X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Sábado 23 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 199,672
  • Nuevos casos 1,549
  • Fallecidos total 2,482
  • Nuevos fallecidos 12
  • Recuperados 146,020
  • Críticos
  • Pruebas 981,506
<< Mapa interactivo >>

Los aficionados a los refrescos se convertirán en víctimas de la guerra comercial

Los aficionados a los refrescos se convertirán en víctimas de la guerra comercial
Los aficionados a los refrescos se convertirán en víctimas de la guerra comercial

REDACCIÓN.- La gente de a pie va a sentir los efectos del intercambio de aranceles que se está produciendo entre EE.UU., por un lado, y China, Canadá, México y la Unión Europea, por otro.

Este miércoles, el director ejecutivo de Coca-Cola, James Quincey, comentó en una entrevista a la CNBC que espera que se produzca una subida en los precios de los refrescos debido a los impuestos a la importación del acero y aluminio introducidos hace unos meses por Washington.

«Tuvimos que aprobar un aumento [de precios] con nuestros socios embotelladores de la industria de bebidas carbonatadas a mitad del año, lo que es relativamente poco común», reveló Quincey.

El CEO de Coca-Cola justificó este incremento explicando que los costes «del acero y el aluminio están subiendo», así como también los de la mano de obra.

En marzo, EE.UU. introdujo tarifas sobre las importaciones de estos dos metales desde la UE, Canadá, México y China. Posteriormente, el sector agrícola estadounidense se vio afectado por las represalias con las que varios países respondieron a la medida, que decidieron introducir aranceles a las principales exportaciones agroalimentarias de EE.UU., como el maíz, la soja, la carne vacuna y de pollo y las manzanas.

Pero el más espectacular intercambio de aranceles se observa con Pekín. En junio, Washington anunció la imposición de impuestos del 25 % sobre diversas importaciones procedentes de China, que entraron en vigor el 6 de julio. Este 20 de julio, Donald Trump incluso declaró que estaba dispuesto a imponer tasas a todos los bienes de origen chino importados por EE.UU. si fuera necesario.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *