En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Los "Beach Boys" calentaron el mes de diciembre con marca histórica

Los
Los "Beach Boys" calentaron el mes de diciembre con marca histórica

Bosh, Wade y James

MIAMI, EE.UU.- Las interrogantes y las dudas sobre si la unión de tres grandes estrellas de la NBA pueden hacer a un equipo ganador, han sido respondidas con la demostración de poder ofrecida por los nuevos “Beach Boys” de los Heat de Miami que convirtieron diciembre en el mejor mes de su historia.

Los que habían cuestionado la gran gestión realizada por el presidente de los Heat, Pat Riley, al conseguir los fichajes de los aleros LeBron James y Chris Bosh para unirse al escolta Dwyane Wade han tenido la respuesta que los nuevos “Big Three” han dado en el campo con una marca ganadora de 15-1 durante el mes de diciembre.

Tras superar todo el proceso de nueva identificación, formación y acoplamiento del equipo, los Heat se quedaron a las puertas del mes perfecto al perder por solo dos puntos (96-98) el partido ante los Mavericks de Dallas.

En los últimos 15 años, solo otro equipo había conseguido ganar más duelos en un mes y fueron, irónicamente, los Cavaliers de Cleveland cuando LeBron James también era el líder y figura del equipo.

Los Cavaliers con James durante el mes de marzo del 2009 consiguieron la marca de 16-1.

El propio James, que también llegó a Miami en medio de la polémica, defendió que su único objetivo era jugar con su nuevo equipo el mejor baloncesto y además tener la oportunidad de ganar un título de liga que durante los siete años que estuvo con los Cavaliers no pudo lograr, aunque jugó unas Finales de la NBA.

Antes de llegar a los éxitos de diciembre, el equipo tuvo que superar las derrotas que acumularon en el mes de noviembre (9-8) y aguantar las críticas negativas que les llegaron de todas las partes y con especial hincapié en la persona del entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, a quien se le cuestionaba su capacidad en el cargo.

“Al final de noviembre, casi todo el mundo nos tenía liquidados”, declaró Spoelstra en Houston. “Pero fuimos capaces de mantener la unidad y mejorar como grupo, algo que siempre dije que era vital para superar la etapa de acoplamiento y recuperar a los jugadores lesionados”.

Spoelstra empezó a llamar al equipo como la “Band of Brothers” o “Hermanos de Sangre”.

La frase ha sido empleada varias veces durante la temporada por el entrenador de los Heat y obviamente es una consigna, al considerar que cada jugador recibió como regalo de Navidad de Spoelstra el libro y la colección de DVD sobre la historia de un regimiento de soldados en la Segunda Guerra Mundial.

Spoelstra ha copiado y asimilado los mismos trucos que su mentor, el legendario Riley, a menudo utilizó cuando dirigió a sus equipos de la NBA, incluidos a los Heat, a quienes en la temporada del 2005-06 los convirtió en campeones de liga sin ser los mejores.

Lo que ya nadie cuestiona es que después que un equipo de la NBA ha conseguido 15 triunfos, se supone que algo debe estar haciendo bien y de forma permanente.

“Hace un mes las paredes se nos caían encima”, declaró la pasada noche Wade en Houston tras anotar 45 puntos, su mejor marca de la temporada, para ayudar a los Heat a ganar 119-125 al equipo local de los Rockets. “Ahora estamos en un momento en el que hemos hecho algo de historia”.

Ningún equipo de la NBA ha ganado 10 partidos consecutivos como visitantes en el mismo mes. Sólo otros tres en la última década -los Cavaliers (16) en marzo de 2009, los Pistons de Detroit (15) en diciembre de 2007 y los Suns de Phoenix (15) en enero de 2007- habían ganado tantos partidos en un mes.

“Nuestra programación fue muy dura”, señaló James. “Jugar 10 partidos de visitante en un mes es complicado para cualquier equipo. Haber podido ganar todos los últimos es una muestra de nuestro poder y que hemos mejorado progresivamente”.

Todos reconocen que su verdadera prueba de fuego será cuando llegue la fase final, pero de momento, los nuevos “Beach Boys” de Miami ya han demostrado que son un equipo ganador, con personalidad propia y que además ofrecen un gran espectáculo deportivo cuando sus estrellas están en el campo.

El alero argentino Luis Scola, que brilló como máximo encestador de los Rockets ante los Heat al conseguir 22 puntos, y mantuvo todo el tiempo al equipo de Houston en el partido, fue el que mejor definió a los nuevos “Beach Boys” cuando al concluir el encuentro dijo que son “demasiado buenos”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *