En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Los Gigantes muestran de nuevo el "arte" de sobrevivir a la eliminación

Los Gigantes muestran de nuevo el
Los Gigantes muestran de nuevo el "arte" de sobrevivir a la eliminación

SAN FRANCISCO.- Si hay un equipo que sabe lo que es estar al borde del abismo de la eliminación en la competición de octubre del béisbol profesional de las Grandes Ligas, éste no es otro que los Gigantes de San Francisco, que por décima vez consecutiva volvieron a superarla, aunque sea temporalmente.

Lo hicieron en el tercer partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional que disputan contra los Cachorros de Chicago a los que después de cinco horas y cuatro minutos de acción vencieron por 6-5 tras anotar la carrera del triunfo en la decimotercera entrada.

El gran héroe salvador esta vez fue el segunda base Joe Panik, que conectó doble impulsador que permitió a su compañero el torpedero Brandon Crawford pisar la goma del plato ante el delirio del resto de su compañeros y de los miles de aficionados que llenaron las gradas del AT&T Park de San Francisco, donde nadie se había marchado a pesar de haberse superado la medianoche.

Antes de la hazaña de Panik, su compañero Conor Gillaspie, que fue el que les dio el gran triunfo en el partido por el comodín ante los Mets de Nueva York, en la parte baja del octavo episodio pegó triple de dos carreras ante el cerrador cubano Aroldis Chapman que abrió el camino de la victoria de los Gigantes.

Aunque en el noveno viesen como el tercera base estelar de los Cachorros, Kris Bryant, empató 5-5 con jonrón solitario ante el cerrador mexicano Sergio Romo.

Bryant recibió un efusivo abrazo de Chapman cuando llegaron las felicitaciones de los compañeros.

Pero la mayor felicitación la iba a recibir Panik que simbolizó el resurgir de los Gigantes durante la competición de octubre al ser el décimo partido consecutivo de eliminación que ganaban.

“Es una sensación de calma”, comentó Panik. “Es como si ya hubiéramos pasado por esto y realidad es lo que sucede con nosotros, nos crecemos ante la presión”.

Panik aportó el imparable decisivo en el lanzamiento número 57 que hizo el relevista Mike Montgomery (0-1), que entraba a trabajar su quinto episodio, que al final no pudo superar y cargó con la derrota.

Algo que no preocupa al manejador de los Cachorros, Joe Maddon, por la manera tan brillante y espectacular que el equipo jugó y luchó aunque al final cayese derrotado y dejasen todavía a su favor 2-1 la serie que disputan al mejor de cinco.

“Jugamos con garra, jugamos bien, pero al final ellos nos ganaron porque hicieron la carrera de la diferencia”, destacó Maddon, que eligió a John Lackey como el abridor del cuarto partido, mientras que los Gigantes se irán con el zurdo Matt Moore.

El imparable clave de Panik puso fin a un juego que duró 5 horas y 4 minutos, solo 29 minutos menos del tiempo que emplearon en la disputa de los primeros dos juegos combinados la semana pasada en Wrigley Field de Chicago.

En una noche en la que el duelo de abridores estelares entre el zurdo Madison Bumgarner y el derecho de origen puertorriqueño Jake Arrieta era el gran atractivo, los bullpens acabaron como protagonistas.

Un jonrón de tres carreras de Arrieta en el segundo mantuvo a Chicago arriba durante buena parte del duelo y además acabó la racha de 24 entradas seguidas de Bumgarner sin permitir carreras en la fase final.

“El partido tuvo de todo, pitcheo, bateo oportuno”, destacó el piloto de los Gigantes, Bruce Bochy. “Da gusto ser parte de juegos de este tipo”.

El zurdo novato Ty Blach (1-0), que salió como relevista, se quedó con la victoria al salir bien librado de un aprieto en la parte alta de la decimotercera entrada cuando el bateador emergente David Ross falló con un rodado de doble matanza.

Los Gigantes se consagraron campeones de la Serie Mundial en 2010, 2012 y 2014, y están convencidos que pueden hacerlo otra vez en un año par, dejando en el camino a los Cachorros, que tuvieron la mejor marca de la temporada regular en las Grandes Ligas.

En 2012, ante los Rojos de Cincinnati, San Francisco se convirtió en el primer equipo en remontar una desventaja de 0-2 en contra y ganar una serie al mejor de cinco partidos al conseguir tres victorias seguidas.

Los Gigantes remontaron un 1-3 para vencer a los Cardenales de San Luis en la Serie de Campeonato de la Nacional y luego ganar el “Clásico de Otoño”.

“Vamos a seguir partido a partido”, reiteró Bochy. “Tenemos pocas horas para descansar y eso es lo que hay que hacer de inmediato aprovecharlas al máximo, luego veremos que es lo que sucede en el diamante”.

Bochy dijo que la clave del partido había estado en no venirse abajo cuando Arrieta le pegó el jonrón de tres carreras a Bumgarner.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *