En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Los partos inducidos voluntariamente conllevan riesgos innecesarios

Los partos inducidos voluntariamente conllevan riesgos innecesarios
Los partos inducidos voluntariamente conllevan riesgos innecesarios

Embarazo

Ginebra.- Las mujeres embarazadas que deciden inducir el parto sin razón médica que lo justifique están asumiendo riesgos innecesarios, según revela un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgado este viernes.

Para este estudio, se analizaron 37.444 partos de bajo riesgo en Latinoamérica, de los que 11.077 fueron inducidos, para comparar los resultados maternos y perinatales adversos en los casos de parto espontáneo e inducido.

Se registraron un total de 1.847 partos inducidos por elección voluntaria de la madre, el 4,9 por ciento del total, con la oxitocina como el método más utilizado en el 83 por ciento de los casos.

En estos casos, las mujeres presentaron más probabilidades de requerir anestesia durante el parto, el triple de probabilidades de tener que ingresar en la unidad de cuidados intensivos, asumieron un riesgo cinco veces mayor de histerectomía posparto y necesitaron más medicamentos uterotónicos.

El estudio también demuestra que en los partos inducidos el riesgo de cesárea o de otras intervenciones quirúrgicas es más elevado, y mayor la necesidad de un tiempo de recuperación, lo que a su vez acarrea mayores costes médicos.

No hubo constancia de riesgos para los bebés, excepto por el hecho de que las madres presentan un riesgo de un 22 por ciento mayor de lactancia retardada, es decir, con su inicio entre una hora y siete días después del parto, en lugar de en la primera hora tras el alumbramiento, como considera norma la OMS.

Por estas razones, la OMS recomienda la inducción del parto solamente en casos justificados por razones médicas, ya que el aumento del riesgo de resultados adversos maternos y perinatales no se ve compensado por unos beneficios claros.

El investigador de la Universidad Campinas de Brasil, José Cecatti, señaló que la inducción de partos por demanda de la madre se ha convertido en una práctica demasiado común. “Estas peticiones se producen en caso de que la madre tenga que desplazarse largas distancias de su casa al hospital o para adecuarse a la disponibilidad del doctor”, precisó Cecatti.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *