En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Los periodistas de "Le Monde" encaran el futuro del diario tras dimisiones

Los periodistas de
Los periodistas de "Le Monde" encaran el futuro del diario tras dimisiones

imagesPARÍS.– Los periodistas del diario francés “Le Monde” acordaron hoy darse una semana de margen para mediar con la dirección y conseguir cambios, tras la dimisión la víspera de siete de sus once redactores jefe.

Tras un encuentro de cerca de tres horas, los periodistas, según se ha filtrado, acordaron ese plazo de tiempo, antes de reunirse el próximo miércoles con los accionistas y analizar los pasos a dar.

Los grupos que representan a la plantilla de la edición en papel y a la digital habían denunciado “una pérdida global de confianza en la gobernanza del rotativo” y reclamado “una dirección colectiva y funcional” que escuchara “de verdad” a quienes sacan el trabajo adelante.

Aunque la retirada de la dirección de Natalie Nougayrède solo está en manos del trío de socios financieros -Pierre Bergé, Xavier Niel y Matthieu Pigasse- su papel, según diversos medios, podría verse debilitado tras lo sucedido.

El conflicto se venía gestando desde hace meses y estalló ayer, cuando esos siete redactores jefe, la mayoría encargados de secciones de internet, presentaron su dimisión en bloque, una situación inédita en las siete décadas de historia del rotativo, que se cumplen este año.

La renuncia, que no se materializará hasta que sean sustituidos, fue el culmen de la crisis editorial y de gestión que atraviesa la cabecera de más prestigio de Francia y llegó a través de una carta a la dirección y a la empresa.

“Desde hace varios meses, hemos enviado numerosos mensajes para alertar de las graves disfuncionalidades, así como de la ausencia de confianza y de comunicación con la dirección del diario”, indicaba esa misiva.

En la misma se quejaban de que en todo ese tiempo habían intentado aportar soluciones, “sin éxito”, lo que les había llevado a constatar que ya no están en condiciones de cumplir con las tareas asignadas.

En el origen del conflicto está el desacuerdo sobre la fórmula para la edición en papel prevista con la llegada en marzo de 2013 de Nougayrède a la dirección, tras la muerte repentina de Erik Izraelewicz por un infarto.

Y, dentro del mismo, un plan de movilidad interna aparentemente no consensuado, que prevé la supresión de 57 puestos de la redacción en papel y su redistribución interna, principalmente en la sección digital, donde, de acuerdo con lo filtrado, no se renovará a quienes tienen un contrato temporal.

La idea original era aplicar ambos proyectos para finales de junio, pero lo sucedido este martes llevó a Louis Dreyfus, presidente del directorio, a ralentizar el ritmo de las reformas y posponerlas hasta septiembre.

Nougayrède y sus dos adjuntos, según el resto de medios franceses, se encuentran aislados y han visto rechazados y combatidos los proyectos en marcha, en un momento en que los redactores critican que no se les tenga en cuenta.

Algunos redactores jefe habían amenazado con dimitir el pasado otoño, una situación que no parecía haber mejorado desde entonces.

Este domingo, como publicó hoy el diario “Libération”, la directora llamó “golpistas” a los que habían advertido de nuevo sobre sus intenciones de retirarse.

El desafío lanzado contra Nougayrède -de 48 años, antigua corresponsal en Moscú y corresponsal diplomática- choca con el apoyo mayoritario que recibió al asumir el mando.

Entonces, un 79,98 % de la redacción apoyó el nombramiento de Nougayrède, quien se convirtió así en la primera mujer en tomar las riendas del diario.

La dimisión de los redactores jefe estuvo precedida la semana pasada de un informe publicado por Mediapart y realizado por la empresa Technologia, especializada en la evaluación y prevención de riesgos profesionales, que revelaba la sensación de falta de proyecto editorial claro, de pérdida de confianza y de respuestas.

“La desconfianza hacia la dirección es compartida de abajo a arriba”, asegura el sindicato CFDT en declaraciones a “Libération”, en las que se adelanta que las buenas intenciones mostradas de cara al futuro “no son suficientes”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *