En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

"Luces para aprender": electricidad e internet para escuelas de Iberoamérica

"Luces para aprender": electricidad e internet para escuelas de Iberoamérica

La idea es reducir la brecha digital, lo que redundará, además de la educación en la escuela, "en la formación de adultos y en la creación de programas de ocio de la comunidad".

MADRID, España.– El plan “Luces para aprender”, de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), quiere “revolucionar” la educación en Iberoamérica con electricidad e internet para todas las escuelas de la región que no dispongan aún de esa energía ni de las tecnologías básicas de la información.

Esta electrificación del cien por cien de las escuelas rurales iberoamericanas con energías renovables “es el esfuerzo más ambicioso” de la OEI y podría beneficiar “a 30 millones de personas, entre alumnos y miembros de sus comunidades”, dijo en una entrevista con Efe el secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos, Álvaro Marchesi.

La presentación oficial de “Luces para aprender” tendrá lugar en la XXI Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación, que se celebrará en Asunción el próximo 26 de septiembre.

El programa pretende instalar módulos fotovoltaicos para suministrar energía eléctrica y dotar de computadoras con su correspondiente conexión a internet por satélite o teléfono a más de 80.000 escuelas iberoamericanas en los próximos tres años.

“Hoy día quien no tiene este tipo de comunicación está fuera del mundo”, dice Marchesi.

La iniciativa entra en las “Metas Educativas 2021: La educación que queremos para la generación de los bicentenarios”, aprobadas por los jefes de Estado y Gobierno iberoamericanos en su XX Cumbre, celebrada en Mar del Plata, Argentina, en diciembre de 2010.

“Uno de sus objetivos era mejorar la situación de aquellas escuelas y alumnos marginados en la educación, incorporar las nuevas tecnologías y mejorar la calidad de la enseñanza”, destaca Marchesi.

Siguiendo esas metas, se estaba ya trabajando en ámbitos como la alfabetización o la formación del profesorado, pero, subraya, “era necesario hacer algo con más impacto para mejorar las escuelas en peores condiciones”.

Iberoamérica cuenta con antecedentes del uso de energías renovables como motor de desarrollo en Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú, con el llamado programa EURO-SOLAR, a partir de paneles fotovoltaicos, que beneficia a 300.000 personas en 600 comunidades rurales.

“Nos hemos asesorado sobre el plan EURO-SOLAR, desarrollado por la empresa ITER y la Unión Europea. Pusieron energía solar en las comunidades y nosotros queremos hacerlo en las escuelas, con paneles solares, un computador y un proyector, además de la conexión a Internet”, relata Marchesi.

La idea es reducir la brecha digital, lo que redundará, además de la educación en la escuela, “en la formación de adultos y en la creación de programas de ocio de la comunidad”.

Junto a la formación de los profesores en nuevas tecnologías, habrá programas de capacitación y contratación de cerca de 200.000 jóvenes de esas comunidades para el mantenimiento de las placas solares, refiere Marchesi.

La conexión podrá ser por satélite (con un mayor coste por la antena parabólica y la tarifa mensual), por el sistema WiMAX inalámbrico (más barato) y por telefonía móvil 3G, también con equipos de muy bajo coste.

“Nuestro objetivo es tenerlo todo terminado en 2014”, asegura, y señala que “el coste del kit básico por escuela se estima en 2.700 euros (unos 3.645 dólares), por lo que el precio del plan -para las 80.357 escuelas- ascenderá hasta casi 217 millones de euros (unos 293 millones de dólares)”.

Además, habría que añadir los costes de gestión del proyecto en cada país, estimados en 1,8 millones de euros (2,4 millones de dólares) anuales para todos los países.

Marchesi señaló que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) financia el estudio piloto del proyecto, en Nicaragua.

El Fondo Solidario para la Cohesión Educativa de las Metas 2021, formado por aportaciones de empresas y países, podrá asumir desde el 10 por ciento hasta el 90 por ciento de cada proyecto dependiendo del desarrollo de los correspondientes países.

“En este momento tenemos 50 millones de euros y con ellos nos sentimos con la capacidad de iniciar el proyecto en la mitad de los países. Entre aquellos a los que financiaremos el 90 por ciento del proyecto estarían los centroamericanos, como Guatemala y Honduras, o también la República Dominicana”, agregó.

Para la financiación, “tenemos acuerdos con empresas como Endesa o Telefónica” y va a arrancar una campaña para que las escuelas de Iberoamérica con más recursos “se hermanen con las que aparecen en la lista y las financien”, concluyó.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *