En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Madrid pasa de la fe a la desilusión en noventa minutos

Madrid pasa de la fe a la desilusión en noventa minutos
Madrid pasa de la fe a la desilusión en noventa minutos

635387316381622932mMADRID, España.- Frustración, incredulidad y tristeza afloraron como los sentimientos más visibles en la ‘Fan Zone’ madrileña tras la derrota de España frente a Chile por 2-0, un resultado que deja fuera de la Copa del Mundo en la primera fase a los hombres de Vicente del Bosque.

Fue el peor desenlace posible para todos aquellos que se congregaron a las puertas del Santiago Bernabéu, un colectivo superior a las treinta mil personas cuya voz se apagaba conforme los acontecimientos desfavorables hacían acto de presencia sobre el césped de Maracaná.

El desolador panorama tras el pitido final fue el epílogo indeseado para una tarde cuyo prólogo vino marcado por la esperanza. A ella se agarraban los asistentes, muchos de ellos equipados con “La roja” y cubiertos por banderas.

Con la fe traída desde casa, faltaba crear ambiente. De eso se encargaron diversos grupos musicales que fueron desfilando por el Hyundai Fan Park, instalado en las inmediaciones del estadio del Real Madrid, como ya sucediera durante el primer partido ante Holanda.

La Banda del Capitán Canalla, Señorita Tristeza, Flow Cost o Dj Nano pisaron el escenario en los prolegómenos. La música de todos ellos, además de diversas actividades paralelas y concursos entonaron a los aficionados, cuya intensidad ponía a prueba un ‘aplausómetro’.

Poco antes del arranque conectaron las tres pantallas gigantes para ofrecer la retransmisión. En ese momento las sonrisas tornaron en gestos serios y de tensión, sólo rotos por el canto de “este partido lo vamos a ganar”.

Resultó un amago, pues el tanto de Vargas enmudeció a los presentes. En shock, estos sólo despertaron con alguno de los acercamientos de España en la primera mitad.

Sin embargo, el golpe propiciado por el segundo gol chileno terminó con las esperanzas de resurrección deportiva para la afición española. Llegó entonces el descanso y las caras largas.

Algunos abandonaron el recinto y los que se quedaron, hicieron todo lo posible por venirse arriba. No hubo manera. Sin alicientes deportivos, los rostros se fueron apagando con el caer de los minutos.

Las ocasiones no entraban y las lágrimas empezaron a derramarse por algunos mejillas, con las pinturas de guerra destiñiéndose. Era el final de una época que ha traído consigo tres torneos, el amargo despertar de un bonito sueño.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *