Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Lunes 26 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

Magia de las impresoras 3D

Magia de las impresoras 3D
Magia de las impresoras 3D

3DREDACCIÓN (20MINUTOS.ES).- Parece que llevamos toda la vida usando Internet, guiándonos por GPS y utilizando los teléfonos móviles como si fueran ordenadores de bolsillo, pero en realidad, hace tan sólo dos décadas, todo esto nos habría parecido algo más propio de una película de ciencia ficción que de la vida real.

Eso mismo sucede hoy con las impresoras 3D, máquinas capaces de fabricar objetos aparentemente desde cero, ingenios que a día de hoy aún son poco conocidos y sorprendentes pero que en pocos años serán elemento habitual en áreas como la medicina, la construcción, la ingeniería, la moda o el arte.

La impresión 3D es una tecnología de fabricación por adición que permite crear objetos por la superposición de capas de material. ¿Qué material? Depende, hay infinidad de variantes con infinidad de funciones, así que la materia prima puede ir desde el simple plástico hasta metales como el titanio y el acero, polímeros, yeso, cemento, fibra de vidrio, papel o incluso ingredientes con los que imprimir comida.

Esta es una de las funciones más llamativas de estas máquinas, la impresión de alimentos. Aunque en principio parece algo muy artificial y podría echar para atrás a algunos consumidores, lo cierto es que el sistema ofrece grandes ventajas. Ya hay máquinas capaces de imprimir pizzas, hamburguesas, nuggets o incluso platos de pasta a partir de ingredientes naturales, sin aditivos, así que en realidad son de mayor calidad que sus homólogos congelados.

El próximo 3 de diciembre (3-D), la empresa de innovación gastronómica Reimagine Food intentará demostrar las posibilidades de este tipom de comida mediante dos cenas simultáneas —una en Barcelona y otra en Nueva York— en las que todo estará creado mediante impresoras 3D, desde las mesas y las sillas hasta la cubertería y por supuesto el menú. La empresa catalana Natural Machines también se ha introducido con éxito en este negocio gracias a una máquina que han bautizado como Foodini.

Otras iniciativas ya han logrado incluso imprimir carne (vitro-carne lo llaman) mediante células madre e ingeniería de tejidos animales, aunque el proceso es complicado y nada barato. Hacer una hamburguesa mediante este sistema costó 325.000 dólares. La NASA también le ve muchas posibilidades a estas funciones y ya estudia la forma de alimentar a los astronautas en el espacio mediante impresión de comida.

La principal ventaja es que se fabricarían los alimentos a partir de cartuchos nutritivos que pueden mantener sus propiedades hasta 30 años. Además, cada miembro de la tripulación podría personalizar su menú eligiendo unos ingedientes u otros. Aún sin bajar del espacio, hay muchas otras tareas en las que la impresión 3D puede ser muy útil. La NASA ya ha enviado al espacio la primera máquina de este tipo, una especie de microondas grande que llegó a la Estación Espacial Internacional en el carguero Dragon y que empezará a usarse en enero a modo de prueba. Entre sus usos se contempla la posibilidad de imprimir herramientas y piezas de repuesto, por ejemplo.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *