En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Mandela…inmenso

Por Narciso Isa Conde

Ernesto, el de la Sierra y La Higuera, estuvo buscándolo afanosamente mientras se forjaba como acero tierno. Lo buscaba subliminalmente para emularlo.

Recorrió Continentes, incluso el suyo y el de él. Cruzó océanos, caminó ciudades y planicies, subió montañas, conversó con blancos, mestizas, indios, negras, mulatos, amarillos, niños/a, mujeres, ancianos/as… preguntando por su paradero.

No sabía que el poder lo había invisibilizado en un hueco oscuro y lúgubre, construido por pestilentes consorcios blancos y desteñidos generales, armados y desalmados.

  Sin saberlo, nunca desmayó en ser como él. Jamás renunció a la idea de encontrarlo y ofrendarle su corazón y sus ideales.

Su lucha transcontinental  fue por él, por ella, por nosotros, por nosotras, imaginándolo, soñándolo convertido en aldeas, barrios, comunidades, pueblos, humanidad…Por el ser humano nuevo. Por la nueva sociedad y el mundo emancipado.

Murallas insalvables y barrotes de acero le impidieron a Ernesto columbrarlo, conocerlo y abrazarlo por allá, por el Sur de África; cercado, torturado, casi enterrado… con la horrible y aplastante violencia del “apartheid” sobre sus laceradas espaldas y las de su combativo pueblo.

Otros/as, es mi caso, más tarde, tuvimos la dicha de encontrarlo sin poderlo abrazar: lo conocimos a distancia, supimos de su entereza, de su valor de su entrega, de su sacrificio, de su bondad, de su alma trasparente…

Oímos su nombre en hermosos cantos de la joven negritud en rebeldía, lo volvimos a escuchar en las voces del pueblo negro redimido, leímos su conmovedora historia y la vimos reproducida en documentales pletóricos de terneza, de clamores por la paz, de inevitables armas a tomar y liberaciones a conquistar.

Mandela… Mandela… Madiba

Mandinga multiplicado, condensado en Mandela-ser viviente… Nelson el grande, el inmenso, el indoblegable.

Y ahora nos llega la inevitable noticia de que ese ser sublime y espléndido, después de un siglo de  pródigas insumisiones y justicieras herejías, está a punto de expirar para eternizarse.

Felizmente se trataría solo de un cambio de materia regia a luminosa energía, de transformación de su cuerpo en valiosa memoria subversiva de opresiones y exclusiones… sin dejar este mundo, sin abandonar este universo tan necesitado de su ejemplo.

Sí, Mandela se quedará entre nosotros/as y seguirá junto a las nuevas generaciones: su obra, su alma, su inmensa humanidad se queda.

Eso está escrito muchas veces: el más puro de los redentores sociales y de los combatientes por la libertad acompañará siempre a la humanidad.

El más sufrido y sacrificado, el más desinteresado de sí mismo.

El más nosotros y nosotras.

El no egocéntrico.

El no egoísta.

El que nunca dijo mío.

El que pudo reelegirse sin oposición y no quiso.

Recio en la pelea decisiva, generoso en la victoria, modesto y reconciliador en la gestión del nuevo poder.

Humilde en la grandeza.

Ser sublime y generoso, repito. Hombre nuevo. Hombre-pueblo. Hombre-humanidad.

Mandela no se va, perdurará, seguirá creciendo como elevada e inagotable expresión de dignidad. No habrá manera de volverlo a hundir en aquel hueco inmundo que inicialmente lo ocultó y aisló, para luego, paradójicamente, engrandecerlo por su decorosa insubordinación frente al cepo y sus inmundos carceleros.

Ya, por fin, después de consumado el inminente desenlace anunciado, de seguro Ernesto -quien que como Madiba amalgamó la revolución con el amor- habrá de abrazarlo y besarlo en el lúdico espacio de los eternos imprescindibles.

Habrán de encontrarse en la dulce inmortalidad, el maestro no conocido y el discípulo que añoró conocerlo… multiplicándose ambos.

Y Mandela, risueño y fuertemente abrazado al Che, desde su apacible lecho de vida nos dice -y nos dirá- con voz pausada y tierna que habrá de quedarse aquí en esta Tierra para siempre.

Y la humanidad alegre jamás lo despedirá.

Cantará.

Le cantará por siglos con el corazón henchido de agradecimientos, asaltado el pensamiento universal por los anhelos de ser colectivamente como él.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Bravo Narciso! Te la Comiste con este Articulo sobre Madiba(Nelson Mandela) y Fuser(Ernesto Guevara),dos Grande Hombre,Dos seres incorruptibles con una misma vision y Mision Combatir al opresor!
narciso cuando veo la pelicula ,sarafina no puedo dejar de llorar pues parece que revivo los momentos en que luchabamos contra el govierno de los 12 años, Mandela es uno de mis favoritos como lider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *