En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Margarita, Guillermito y el Barómetro

Margarita, Guillermito y el Barómetro
Margarita, Guillermito y el Barómetro

Esta dictadura institucional de inspiración leonelista es un producto de la reactivación de la cultura trujillista (“Dios y Trujillo”, “Dios y Leonel”, “El Destino”….), de la conversión de cúspide de la partidocracia en un “clase imprevista” súper-enriquecida (a través de prácticas delincuenciales “judiciables”) y de su entronque con las facciones mas perversas y voraces del viejo y del nuevo empresariado oligárquico y el capital transnacional.

Esta “dictadura institucional” y la pretendida continuidad de Leonel Fernández en la presidencia de la República no será objetada por el poder imperial con sede en Washington ni grandes sectores empresariales si la lucha contra ella no logra apuntar hacia una crisis de gobernabilidad. Y si esto llega a suceder esa fuerza supranacional se empeñara en apoyar un relevo parecido.

Por eso hay que apostar a enfrentarla y derrotarla sin hacerle juego a la cúpula perredeísta y a sus socios reales y potenciales a fines a esa “clase imprevista” y esa burguesía delincuente y camaleónica.

  • Base de sustentación de la dictadura leonelista

No es nada accidental  que las figuras más altas de la corrupción gubernamental de las nuevos tiempos (Félix Bautista, Díaz Rúa, Freddy Pérez, Diandino Peña, Francisco Javier…), estén colocados al frente de la “estrategia reeleccionista”. Tampoco que el Grupo Estrella y la Odebrech, los Felito, Capellán y  Clase tengan la preeminencia dentro de los cárteles de la construcción y del “nuevorriquismo”.

Tiene además mucho sentido, que dentro de la actual lógica del asalto totalitario a las instituciones estatales, ni los “cuartos” ni la droga de Paya hayan aparecido; que el clan Ventura Bayonet siga impune, que las conexiones del cártel Quirino con Margarita Gómez y el general Florentino y Florentino sigan sin sanción, que los políticos y militares conectados con Agosto conserven su lugares en el Estado y que la asociación de Arturo del tiempo Márquez con los Guzmán Fermín, Mateo Rosado y la Presidencia de la República no haya sido tocada.

Analicen las concesiones onerosas a poderosos grupos oligárquicos criollos y a consorcios como la Barrick Gold y podrán captar la razón de estas valoraciones sobre los sujetos sociales y políticos del presente “asalto institucional” y del continuismo en boga.

Observen sus vínculos con una parte de los medios masivos de comunicación y la relación de los mismos con publicidad multimillonaria del gobierno y del Estado, y también podrán apreciar la razón de la complicidad del poder mediático con este pérfido proyecto.

Expresiones aberrantes: Guillermito y Bayonet

Los generales Guillermito Guzmán Fermín y Ventura Bayonet son solo algunas expresiones aberrantes del “modelo militar-policial” que la tendencia a la dictadura institucional genera y promueve. Pero los  hay incluso más discretos y con más poder.

Unos imitan al Presidente en su relación con los medios y el espectáculo publicitario y otros no. Guillermito –amante de las torturas, los fusilamientos y las mutilaciones (jefe de “cirujanos”)- privó de discípulo aventajado de Leonel en materia de comunicación amañada, hasta que se quemó. Y ahora se devela que lo del “sicario” Van Troi (con “treinta y seis asesinatos” en su haber) fue un gran “show mediático”, independientemente de otras posibles culpas menores de este personero del delito.

Ventura Bayonet, más taimado, contribuyó a convertir la DNCD en “cártel de los cárteles” y la “inteligencia” de la Marina de Guerra en sicariato.

Pero reitero que no se trata de casos excepcionales, dado que los principales jefes del sicariato civil y militar y los grandes protectores de todas las bandas y todos los cárteles, han sido -y son- jefes militares vinculados a las cúpulas políticas corrompidas y al empresariado inescrupuloso.

Esto así porque en las nuevas dictaduras institucionales de esta era neoliberal en decadencia –esas dictaduras que Vargas Llosa protege con su silencio- todo se vale para acumular riquezas a nivel de empresarios, funcionarios civiles y militares, y corporaciones extranjeras afines. Se trata de una “lumpen clase dominante- gobernante”.

  • “El despacho”, Margarita y ciertos “medios”

En ese contexto “el despacho” de la “primera dama” –como lo es ese título de alcurnia-, es otro engendro nepótico de las elites de esta dictadura institucional, llamado a usar jugosos fondos públicos en campañas clientelistas y modalidades de corrupción confluentes con el interés de re-postulación del otro componente de la pareja presidencial.

A plena conciencia de lo que hacen, importantes medios de comunicación se convierten en cómplices del proyecto y despliegan titulares como este: “Margarita dice el pueblo desea Presidente de reelija”.

En este caso no se trató de Margarita Gómez, la célebre y quiriniana decoradora, la cual de seguro -y por “agradecimiento” mayor- se hubiera prestado a decir lo mismo.

Esos medios no se refirieron a una Margarita cualquiera, si no a la esposa del mandatario, aunque se titulara la noticia  como si ésta no fuera “ni ariente ni pariente” de Leonel Fernández; acompañado este destaque publicitario de lo que dice el “Barómetro de las Américas” sobre la reelección en república Dominicana en una encuesta  a todas luces “cachuca”

  • Barómetro y manipulación

Tan “cachuca” que cuando explora la “eficiencia gubernamental” coloca a la Honduras golpista y a Panamá por encima de Brasil y de Venezuela, a Dominicana por encima de Venezuela, a Chile pinochetoide en primer lugar y a la Argentina kichneriana en el último.

De la reelección aquí dice que el 40% la rechaza categóricamente, que el 21 le favorece por periodo y que el 38 la aprueba por varios periodos (sin dar número); pero resulta, que aunque entre los que la rechazan totalmente y los que la admiten solo por un periodo, suman el 60%, lo que se destaca es que más del 60 por ciento de los encuestados está con la reelección; esto al ladito de las declaraciones de Margarita y en medio de la campaña oficial en favor de Leonel.

Los “medios” que así actúan son los mismos que circularon la versión mentirosa de Guillermito sobre Van Troi, los mismos que protegen a jefes policiales y militares asesinos y corruptos, incapaces además de insinuar que se abran procesos judiciales contra políticos de la calaña de Félix Bautista y presidentes como Leonel Fernández. Los mismos que exaltan ahora a ex-presidentes ladrones y genocidas como Carlos Andrés Pérez y Jorge Blanco. mientras destacan las declaraciones de Vargas Llosa contra la Venezuela bolivariana y Chávez.

  • Tres expresiones de una degradación mayor

Las declaraciones de Margarita, la impunidad de Guillermito y Bayonet y la manera como se han manejado el llamado Barómetro de las Américas, son tres expresiones de una degradación sistémica mucho más profunda y más extensa, solo revocable y superable desde sujetos sociales y referentes políticos contrapuestos a esta intencionalidad amarrada y decadente, administrada por una l súper-lumpen clase gobernante-dominante que la tutela.

Sujetos todavía pendiente de forjar, contrapuestos al poder establecido y a la dictadura institucional en marcha por sus contenidos políticos, principios morales y métodos diferenciados, desde un accionar fundamentalmente extra-institucional; determinados a no de favorecer la bipolaridad imperante y a no circunscribirse a la lógica institucional y electoral vigente, aunque sin descartar una incursión electoral de nuevo tipo; decididos a potenciar la desobediencia civil, la movilizaciones innovadoras y la impugnación de la camisa de fuerza impuesta desde una firme voluntad revocatoria. ¡A crear situaciones inéditas!

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *