En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Más allá de acuerdos

Más allá de acuerdos
Más allá de acuerdos

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Las relaciones entre la República Dominicana y Haití solo podrán alcanzar un grado de madurez y plenitud cuando estén basadas en políticas de Estado que garanticen abordar los temas de interés común de forma sostenida y abarcadora, no con enfoques limitados e insuficientes.

Esta debilidad, que durante décadas ha sido una retranca, a pesar de los avances y esfuerzos realizados para fortalecer los nexos dominico-haitianos, se puso de manifiesto este jueves en la reunión de alto nivel con la cual se reanudó el dialogo binacional que había sido suspendido en tres oportunidades.

[jwplayer mediaid=”299904″]

Por ejemplo, un punto de suma importancia y prioridad como luchar de manera conjunta contra el contrabando en la frontera sólo se enfocó en materia comercial, cuando es un secreto a voces todo lo que se trafica a través de la línea divisoria.

Si bien la regularización del comercio es un punto vital, para que cumpla su cometido en toda su vasta dimensión tiene que abarcar medidas contra el tráfico de drogas, la trata de personas y el paso de armas y de vehículos robados y la entrada irregular de viajeros indocumentados.

Nada de esto fue siquiera citado para cumplir con una formalidad retórica, como si no fueran, por encima del comercio informal, los problemas más viejos y de solución retardada que impiden rescatar la frontera del poder con que se permite operar allí, de forma abierta e impune a  traficantes y delincuentes.

Esta realidad, que se pretende negar o ignorar, aunque hechos periódicos y muy concretos le dan una innegable sustentación, solo podrá ser contrarrestada con cuerpos de vigilancia que, a uno y otro lado de la frontera, actúen con integridad, sin ceder a la corrupción y a las tentaciones del crimen organizado.

Se podría argumentar que esto es materia exclusiva de los organismos de seguridad y que por eso en la reunión ministerial, el tema del contrabando fue enfocado solamente en lo relativo al comercio, soslayando toda la entramado criminal y delictivo  que se mueve en la frontera.

Aun así y sin dejar de reconocer como positiva la reanudación del diálogo binacional, insistimos en que la agenda de ambas naciones tiene que abarcar, con la debida energía y profundidad, los problemas más acuciantes y no solo con la simple firma de acuerdos protocolares que no siempre son refrendados por acciones concretas. Recordemos que el papel lo aguanta todo.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *