En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Más allá del 4%

Yo insisto en que la crisis medular de este país es la institucional y que de ella se derivan todas esas manifestaciones -como corrupción administrativa, delincuencia callejera, apagones, deplorables servicios de educación y salud- que intentamos doblegar con esfuerzos tangenciales sin resultados duraderos ni continuos.

Ese desenfoque nos lleva a desperdiciar el tiempo en una inútil cacería de culpables y creamos un círculo vicioso, miope, que seduce a partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, organismos de control, hacedores de opinión pública y al periodismo  sensacional incapaz de definir una hipótesis, aunque usurpa las funciones de la investigación.

En ese contexto, estoy convencido que la Coalición Educación Digna (CED) creó un paradigma de presión social por la consecución de un objetivo institucional y dobló el brazo al poder político resistente al cumplimiento de una legislación que dispone invertir el 4% del PIB en la escuela.

Esa histórica victoria de la sociedad civil, que refuerza su legitimidad y la consolida como un verdadero poder, corre el peligro de convertirse en un simple episodio con niveles de aislamiento que neutralizarían y, en el peor de los casos, revertirían el objetivo.

Los riesgos que avizoro se ubican en tres elementos fundamentales: la politización de segmentos de la CED, impulsado por cieros egos que no caben en la isla y que demandan pleitesía, alfombras rojas, mirra e incienso para sentirse confortables en la discusión del Pacto por la Educación.

¿Está gerencial y éticamente blindado el Ministerio de Educación -actualmente la empresa más grande del país en volumen de operaciones- para administrar esa abundancia de RD$100,000 millones que se le consigna? Como particularmente creo que el equipo al frente de la institución no cuenta con referente gerencial que pueda tomarse en cuenta, subrayo esto como otro riesgo muy alto.

En tercer lugar, me preocupa que el diálogo devenga en una mascarada o un sancocho oficialista urgente, en el que se impongan criterios preconcebidos. Sería el fracaso de todos y de todo.

 Twitter: @viktorbautista/e-mail:[email protected]

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *