En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Masacre de Washington evidencia las grietas en la seguridad estadounidense

Masacre de Washington evidencia las grietas en la seguridad estadounidense
Masacre de Washington evidencia las grietas en la seguridad estadounidense

Members of the United States Marine Corps maintain a watch on their barracks as police respond to a shooting at the Washington Navy YardRedacción.- La masacre que sacudió este lunes Washington DC, el centro neurálgico y militar de Estados Unidos, ha puesto de manifiesto una vez más las grietas en el sistema de seguridad estadounidense, incapaz de frenar ataques incluso en sus instalaciones más vigiladas.

Aunque los atentados del 11 de septiembre de 2001 tuvieron como consecuencia una de las mayores mejoras de seguridad a lo largo y ancho de EE.UU., apenas pasan unos meses sin que el país despierte con otra masacre, a menudo en lugares públicos y a manos de individuos que esquivaron los controles de seguridad o de acceso a las armas.

El último episodio de este calado en una instalación militar se produjo en noviembre de 2009, cuando el comandante Nidal Malik Hasan acabó a tiros con la vida de 13 personas en la base de Fort Hood (Texas).

Tras aquella tragedia, el Pentágono revisó los procedimientos de seguridad de las instalaciones militares en todo el país, así como las revisiones de antecedentes tanto de miembros de las Fuerzas Armadas como del personal externo contratado.

Sin embargo, nada de esto sirvió como lección para evitar la muerte de doce civiles este lunes en la capital del país.

“El autor de la masacre de este lunes entró de manera legal a las instalaciones. Y pese a todos sus problemas con las armas, con las fuerzas de seguridad y sus ya obvios problemas mentales, continuaba teniendo acceso a una instalación de ese tipo”, apuntó el experto en seguridad nacional del centro de estudios Heritage Fundation Steve Bucci.

Aarón Alexis, presunto autor del suceso y también fallecido durante el tiroteo al ser abatido por la Policía, trabajaba como contratista para las Fuerzas Armadas, y había obtenido, como cualquier otro de los 3.000 trabajadores que se encontraban allí, una tarjeta de acceso oficial.

Alexis, de 34 años y contratista para las Fuerzas Armadas en Fort Worth (Texas), “tenía problemas mentales por los que pidió ayuda al Departamento de Veteranos varias veces, explicó este miércoles el ex asistente de dirección del FBI, John Miller.

Varias fuentes cercanas al caso han afirmado que Alexis adquirió la escopeta que usó en el tiroteo de manera legal en una tienda de armas en el estado de Virginia, pese a sus supuestos trastornos.

El presidente de EE.UU, Barack Obama, no ha tardado en vincular ese hecho con su campaña para reforzar el control de armas, y este miércoles subrayó su preocupación por la reticencia del Congreso a aprobar esa legislación cuando “cada tres o cuatro meses” hay un tiroteo masivo.

Además de reabrir el debate sobre el control de armas, la matanza ha cuestionado los estándares de seguridad estadounidenses, y ha recordado, según apunta Bucci, “que hay que permanecer vigilantes”.

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *