X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 257,186
  • Nuevos casos 623
  • Fallecidos total 3,385
  • Nuevos fallecidos 3
  • Recuperados 216,020
  • Críticos
  • Pruebas 1343391
<< Mapa interactivo >>

”Mejor no existir”

Hay quienes dicen que “la sociedad” está en descomposición y culpan “al país”  de todo lo malo, afirmando que tales cosas “solo se ven aquí”.

Abundan los que repiten que “esto se jodió”, atribuyéndole el desastre a la “falta de institucionalidad”.

Obvian el carácter de la dominación y la ideología que emana de ella. Pierden de vista clase opresora, Estado, partidocracia, sistema y la institucionalidad impuesta.

Se las pasan comparándonos con las supuestas civilizaciones superiores y las  virtudes del “desarrollo”, como si el sistema capitalista-imperialista y su amor por la explotación, la delincuencia, la violencia, la guerra, el ecocidio, las desigualdades, el racismo, el machismo y las discriminaciones, no fueran producto de una  dominación mundial enfrentada a luchas populares y culturas contra-hegemónicas.

Los/as dominados – donde abundan honestidad, sentido de justicias y solidaridad- no tienen ni culpas ni responsabilidad en los anti-valores que nos imponen los de arriba. Son sus víctimas y podrían ser sepultureros de una desgracia nunca eterna.

Cierto que hay situaciones tan crueles  que parecería que para quienes la sufren sería “mejor no existir”. Ellas están presentes tanto en el centro “civilizado” como en la “periferia incivilizada” del sistema, y tienen causas y responsables a erradicar.

Ser pobre equivale a sufrir vejaciones. Pobre y negro, peor. Pobre y negra, mucho peor. Pobre, negra, joven o niña… es para querer irse a la Luna. Pobre, negro/a de ascendencia haitiana, es para no existir.

Es una tragedia provocada, colocados sus responsables en centros de poder. Y aquí, en este país, agravada por la sentencia que le arrebata nacionalidad y derechos esenciales a centenares de miles de dominicanos/as por decisión del Comité Político-PLD, JCE, TC, Migración, Poder Ejecutivo, Congreso, CONEP, Confederación Patronal y generalato corrompido.

Una tragedia que no es responsabilidad del país, menos aun de la mayoría de la sociedad; como no lo es la sobre-explotación, el racismo, el machismo, la violencia, la corrupción, la narco-delincuencia y la dictadura clasista y unipartidista, entronizadas para enriquecer en grande pequeñas elites sociales y políticas.

Son modalidades criollas de factura imperialista re-colonizadora, que presenta dimensiones y modalidades  propias, siempre derivadas de una cultura que brota de la cúpula del “mundo civilizado”; ejecutada especialmente contra “sudacas”, gitanas, indígenas, musulmanes, negros-mulatas y empobrecidos/as indignados de variados colores y oficios despreciados, que han osado pasearse por Wall Street, los Campos Eliseo, Paseo del Prado, El Coliseo y monumentos alemanes.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *