En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Michele Knight, la peor parada: recibió palizas para que abortara

Michele Knight, la peor parada: recibió palizas para que abortara
Michele Knight, la peor parada: recibió palizas para que abortara
Michelle Knight antes de ser secuestrada.

Michelle Knight antes de ser secuestrada.

EE.UU.- La investigación policial avanza en Cleveland y los nuevos detalles sobre la época de cautiverio de Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight son cada vez más tremebundos. En especial en el caso de esta última.

Michelle Knight, de 32 años, era la más mayor de las tres secuestradas, la primera a la que raptó y por lo que parece a la que Castro más odiaba

Michelle Knight es la única de las tres chicas que no ha podido regresar a casa. Se está recuperando en el hospital de los golpes que le ocasionaba su captor. Huesos fracturados, heridas en la cara y sordera son las secuelas de las interminables palizas que Castro presuntamente proporcionó a Knight durante los al menos cinco embarazos que atravesó en su cautiverio.

Según ha informado la Policía, Castro la golpeaba repetidamente en el vientre cuando estaba embarazada hasta que abortaba y es la única de las tres mujeres de la que no quiso descendencia. Además, Castro dejó de alimentarla durante al menos dos semanas. Así lo han explicado fuentes de la cadena local WKYC.

Michelle ha recordado también el momento en que Castro la obligó a hacer de matrona de Amanda Berry cuando dio a luz a Jocelyn, la hija de seis años de ambos. Según el informe policial publicado por la CBS, Castro dijo que “si el bebé moría asesinaría a Michelle”.

Knight, que asistió a Berry en una piscina de plástico durante el improvisado parto, tuvo que hacerle el boca a boca a la pequeña Jocelyn, que dejó de respirar al nacer.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *