En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Ministro de Empresa pone en aprietos al Gobierno británico

Ministro de Empresa pone en aprietos al Gobierno británico
Ministro de Empresa pone en aprietos al Gobierno británico

Vince Cable

LONDRES, Inglaterra.- Una indiscreción del ministro de Empresa, el liberaldemócrata Vince Cable, que se entrevistó con unos periodistas que se hicieron pasar por votantes de su partido, puso hoy en un serio aprieto al Gobierno británico de coalición.

Cable fue engañado por dos reporteros de “The Daily Telegraph” que se hicieron pasar por simpatizantes liberaldemócratas y grabaron una conversación en la que el ministro alardeó de su influencia política, afirmando que el futuro del Gobierno está en sus manos o que está en guerra con el magnate de la prensa Rupert Murdoch.

El diario informó en su edición de hoy de que el ministro reveló en esa conversación las tensiones existentes en la coalición de Gobierno entre los conservadores del primer ministro David Cameron y los liberaldemócratas del viceprimer ministro, Nick Clegg, a cuenta sobre todo de la política económica que promueven los “tories”.

Ambos partidos están librando una “batalla constante”, dijo Cable, que comparó el conflicto con una guerra, declarando que él siempre tendrá la “opción nuclear” de dimitir del cargo, algo que, en su opinión, precipitaría la caída del Gobierno de coalición.

La revelación tomó por sorpresa a Cameron y a Clegg, que habían programado una rueda de prensa con la intención de hacer un balance positivo de sus siete meses de cooperación política.

La comparecencia giró mayoritariamente en torno al “caso Cable” y ambos se esforzaron por restar importancia al chaparrón, que terminó por convertirse en tormenta cuando, horas después, la BBC informó de que el “Telegraph” no había difundido la totalidad de la conversación de Cable con los reporteros impostores del diario.

En la misma entrevista, averiguó la cadena pública, el ministro manifestó haber declarado la guerra a Rupert Murdoch y tener la intención de hacer todo lo que esté en su mano para evitar que el magnate australiano de la comunicación obtenga el control total del canal BSkyB, el mayor proveedor británico de televisión de pago.

News Corporation, el grupo que dirige Murdoch, es propietaria actualmente del 39% de BSkyB, pero quiere adquirir el 61% restante.

En la grabación se escucha decir al político liberaldemócrata: “he declarado la guerra al señor Murdoch. Creo que ganaré. No lo he politizado porque es una situación legal. (Murdoch) está intentado tomar el control de BSkyB. Es un accionista minoritario y quiere ser mayoritario (…). Lo he bloqueado usando los poderes que tengo”.

“Son cosas como esta lo que estamos haciendo en el Gobierno (…). Todo lo que podríamos hacer en la oposición sería protestar”, explicó Cable, cuyo partido vive fuertes tensiones desde hace meses por la decisión de formar un Gobierno de coalición con los conservadores, sobre todo a raíz de los recortes sociales.

El líder de los liberaldemócratas, Nick Clegg, optó por pactar un Gobierno de coalición con los conservadores del primer ministro, David Cameron, tras las elecciones de mayo pasado, en las que ninguna fuerza política obtuvo una mayoría parlamentaria suficiente.

El pacto se cerró pese al rechazo de la mayoría de la militancia liberaldemócrata, y las difíciles decisiones económicas adoptadas por el Ejecutivo en los últimos meses ha minado sustancialmente el respaldo popular al partido de Clegg, según las últimas encuestas.

La filtración de la conversación llevó a la oposición laborista a exigir la inmediata dimisión de Cable, con el argumento de que el ministro puede tener la última palabra para autorizar una eventual adquisición accionarial de BSkyB por parte de Murdoch.

Pero Cable, que en una ocasión afirmó que su corazón latía “en la izquierda”, seguirá en el Gobierno, al menos de momento.

En un comunicado, Downing Street declaró que Cameron expresó al ministro que sus comentarios son “totalmente inaceptables e inapropiados” y que le comunicó su decisión de apartarle en el futuro de cualquier decisión relacionada con BSkyB.

Estaba previsto que Cable recibiera antes de finales de año los resultados de una investigación oficial sobre la legalidad de la oferta de compra de Murdoch y que eventualmente tuviera que decidir si remitía el asunto a la Comisión de la Competencia, lo que a efectos prácticos hubiera supuesto darle la última palabra.

Cable difundió un breve comunicado en el que afirmó “aceptar plenamente la decisión del primer ministro” y en el que pidió “disculpas por el bochorno causado al Gobierno”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *