En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Mons. Gregorio Nicanor Peña pronuncia discurso dirigido al Papa Francisco

Mons. Gregorio Nicanor Peña pronuncia discurso dirigido al Papa Francisco
Mons. Gregorio Nicanor Peña pronuncia discurso dirigido al Papa Francisco
Papa Francisco, izquierda; Cardenal López Rodríguez, derecha.

Papa Francisco, izquierda; Cardenal López Rodríguez, derecha.

CIUDAD DEL VATICANO.- El Monseñor Gregorio Nicanor Peña, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, mostró este jueves  su agradecimiento al Papa Francisco tras escuchar sus palabras de bienvenida en la apertura de la Conferencia Episcopal de República Dominicana, actualmente celebrándose en la Ciudad del Vaticano.

Monseñor Gregorio reiteró, en nombre de la comunidad eclesial que representa, el compromiso de llevar el Evangelio a la población dominicana con amor y eficacia, e hizo especial énfasis en la responsabilidad que tiene la  nación al ser la Primada de América en la evangelización del continente.

Manifestó, además, su deseo de recibir como regalo una visita del Santo Padre en suelo dominicano.

Las palabras del Monseñor fueron pronunciadas luego de que el líder de la Iglesia Católica exhortara a los miembros del clero dominicano a trabajar conjuntamente con las autoridades civiles, con el propósito de buscar soluciones “solidarias” y “caritativas” a los problemas que actualmente enfrentan los haitianos indocumentados en la República Dominicana.

A continuación, las palabras textuales del Monseñor Gregorio Nicanor Peña:

Beatísimo Padre:

Es esta una oportunidad privilegiada, para dar gracias a Dios en primer lugar y a su Santidad, en nombre de todos mis hermanos obispos aquí presentes, y en el mío propio, por la acogida que nos ha dispensado con ocasión de nuestra peregrinación a las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo.

Es un momento privilegiado para expresarle nuestro propósito de renovar el vínculo indisoluble de comunión con su Santidad, profesándolo bajo la fórmula “Cum Petro et Sub Petro”, y a través de nosotros, hacerle llegar un saludo y abrazo afectuoso y filial de todos sus hijos que habitan en la amada tierra de República Dominicana. Llenos de gozo venimos a manifestar nuestra obediencia y fidelidad a su persona y nuestra plena adhesión a su Magisterio Petrino, en su misión de confirmar en la fe a todos los fieles de la Iglesia Universal.

Conscientes de la responsabilidad que conlleva ser la Iglesia Primada de América, donde comenzó la Evangelización del Continente, acudimos hasta sus plantas para compartir nuestras experiencias pastorales, todas ellas enmarcadas e impulsadas en el espíritu de la V Conferencia, con el deseo ardiente de ser cada vez más una Iglesia discípula-misionera de Jesucristo Nuestro Señor.

Es innegable  también que esta rica herencia espiritual constituye un gran desafío en el día de hoy, que interpela la manera en que estamos evangelizando  y cómo estamos alimentando la vivencia cristiana. Este desafío, al que hemos sido reiteradamente impulsado por los documentos de Aparecida, lo asumimos con decisión, valentía y creatividad, para lograr con esta Nueva Evangelización una Iglesia en Misión Permanente.

Para este propósito, nosotros los obispos dominicanos, nos disponemos a escuchar sus palabras, que han sido, son y seguirán siendo un estímulo en nuestro pastoreo cotidiano y en los diferentes proyectos y acciones apostólicas que estamos llamados a emprender.

Santidad, reiteramos nuestro compromiso apostólico, para que, con ocasión del Año de la Misericordia, la Iglesia que peregrina en República Dominicana, sea cada día más, signo eficaz y concreto del amor del Padre para realizar y orientar toda la acción  evangelizadora de la Iglesia en función de la salvación de la persona humana y su desarrollo integral. Volveremos a nuestra tierra, a nuestra gente, portadores de su mensaje, el cual nos disponemos a escuchar atenta y proactivamente.

Mantenemos la esperanza de que Su Santidad, cuando lo considere oportuno, nos pueda regalar una visita paternal y pastoral a la República Dominicana.

Imploramos su Bendición Apostólica, extensiva a todos los fieles de nuestro querido Pueblo Dominicano.

 

Muchas gracias Santo Padre.

 

Filialmente

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *