En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Montás aboga por medidas macroeconómicas prudentes para mantener estabilidad de los mercados

Montás aboga por medidas macroeconómicas prudentes para mantener estabilidad de los mercados
Montás aboga por medidas macroeconómicas prudentes para mantener estabilidad de los mercados

Temístocles Montás.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, afirmó este miércoles que el empleo de políticas macroeconómicas “prudentes y orientadas a mantener la estabilidad de la economía juegan un papel fundamental en el desempeño de los mercados”, pero no pueden estar divorciadas de la regulación y supervisión de las entidades financieras.

“Es la aplicación conjunta de ambas cosas lo que produce las condiciones necesarias para que los mercados operen con menos volatilidad y no se interrumpa la función de financiación que el sector financiero cumple”, sostuvo Montás al pronunciar un discurso ante delegados de América Latina, Estados Unidos y Europa que asisten a la Reunión Anual 2011 del Comité de los Mercados Emergentes, que se inició el pasado lunes y concluye hoy en el hotel Moon Palace, de Punta Cana.

Sostuvo Montás que la economía de los países desarrollados se enfrenta a la posibilidad de una nueva recesión, “lo que a toda luces, si llegara a producirse, sería una prolongación de la recesión que el mundo vivió en 2008”.

El funcionario manifestó, según una nota de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía, que la crisis se ha expresado de nuevo en el sistema financiero, con el agravante de que afecta a la banca europea, que se creía sólida.

“A pesar de que se creía que los bancos europeos se encontraban sólidamente capitalizados, la reciente prueba de estrés a que han sido sometidos demuestra que no es así y que por el contrario nos enfrentamos a una nueva situación de debilidad de la banca europea lo que parece evidenciar que las capitalizaciones llevadas a cabo durante el 2008 y 2009, tanto con fondos públicos como privados, no sirvieron para cerrar los agujeros que se generaron como consecuencia de la crisis subprime de Estados Unidos”, apuntó el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.

Explicó que de acuerdo con un reciente informe de Goldman Sachs, los bancos europeos necesitan una inyección de recursos que puede oscilar entre 140,000 y 298,000 millones de euros, dependiendo si los criterios de solvencia que se apliquen se mueven entre 7% y 9%.

“La propuesta franco-alemana de establecer un impuesto a las transacciones financieras, que será sometida a la consideración de los países agrupados en el G-20 durante su próxima reunión en Cannes, prevista para los primeros días de noviembre próximo, reforzada por la reiteración la semana pasada de la posición de la canciller alemana sobre la pertinencia de dicha medida, podría tener implicaciones sobre los flujos de capitales que reciben las economías emergentes y sobre los niveles de riesgo de la banca que opera dentro de nuestras fronteras”, indicó Montás.

Recordó que la Gran Recesión de 2008 se debió, entre otros factores, “al exceso de apalancamiento financiero dentro y fuera del balance en sectores bancarios de varios países desarrollados, así como a la mala gestión de los riesgos que se asumían con instrumentos derivados”.

Agregó que además se combinó con una caída en el nivel y la calidad de la base de capital de las instituciones bancarias, así como con una reducción de sus niveles de liquidez, “imposibilitando que el sistema bancario absorbiera las pérdidas sistémicas sufridas en los activos negociables y en la cartera de crédito, y que no pudiera aguantar la intermediación de las enormes exposiciones fuera de balance que se habían ido acumulando en sus áreas mas opacas o menos reguladas, tal y como lo expresa el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea”.

Montás señaló que otros factores que contribuyeron a la crisis fueron “el pobre aporte de las agencias calificadoras en cuanto a la cuantificación del riesgo de los productos derivados, la poca supervisión de los fondos de cobertura (hedge funds) y la fundamentación irracional de las remuneraciones a altos ejecutivos del sector financiero”.

Explicó que para enfrentar esa crisis se puso en marcha un importante esfuerzo fiscal y monetario en todo el mundo que permitió que la Gran Recesión no se transformara en una Gran Depresión.

Sin embargo, “con todo y que la economía mundial se recuperó en 2010, la crisis que surgió como consecuencia de los problemas financieros de Estados Unidos no terminó ese año, sino que ha continuado hasta el día de hoy, expresándose ahora de otra forma”.

El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo recordó que hacer frente a la Gran Recesión “condujo a un nivel de endeudamiento público excesivamente elevado, incurrido en una buena parte de los países desarrollados producto de la política fiscal expansiva que se puso en marcha en el 2009 y el 2010”.

“Ese alto nivel de endeudamiento público, combinado con el también alto nivel de endeudamiento privado, es difícil de sostener en el mediano y largo plazo, lo que ha contribuido a aumentar el riesgo de la deuda soberana de países como Grecia, Portugal, Irlanda, España, Italia y hasta Francia”, advirtió Montás.

Explicó que esta situación “ha conducido a un encarecimiento de la financiación a esos países y a la consiguiente puesta en marcha de importantes ajustes económicos”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *